Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres ‘mossos’ declaran que dispararon salvas donde se hirió a Quintana

Los agentes explican al juez que salieron de la furgoneta porque les estaban lanzando objetos

Ester Quintana, 42 años, perdió un ojo el 14-N tras una manifestación.
Ester Quintana, 42 años, perdió un ojo el 14-N tras una manifestación.

Los tres agentes de los Mossos d’Esquadra que declararon ayer ante el juez por el caso de Ester Quintana, que perdió el ojo izquierdo el día de la huelga general del 14-N, afirmaron que lanzaron solo salvas —disparos sin proyectiles— en la zona en la que resultó herida la mujer. Un objeto impactó contra el ojo de Quintana esa tarde, en la confluencia de la calle de Casp con paseo de Gràcia. El informe forense presentado ante el juez concluye que las heridas de la mujer son compatibles con las que causan las pelotas de goma.

Pero el Departamento de Interior ha negado tajantemente que aquel día los policías disparasen ese tipo de proyectiles. Sí usaron la escopeta GL-06, que lanza otro tipo de bolas de espuma, que no rebotan contra el suelo. Los tres agentes que declararon ayer ante el titular del juzgado de instrucción número 11 de Barcelona, Francisco Maíllo, explicaron que salieron de la furgoneta policial porque les estaban lanzando objetos, recoge Efe.

En el vehículo viajaban ocho personas: un subinspector, cuatro agentes, un escopetero de pelotas de goma y otro policía especializado en el uso de la lanzadera GL-06. Según declararon ayer, los policías lanzaron únicamente salvas, sin ningún proyectil. El uso de pelotas de goma es especialmente delicado y requiere siempre de la autorización del director general de la policía, Manel Prat. Algo que no sucedió, según Interior.