Cae la cúpula de los Black Panthers en una macrooperación en Cataluña

Los Mossos detienen a 25 personas acusadas de pertenecer a la banda criminal

Pasadas las cinco de la madrugada, cerca de 200 mossos d’esquadra, entre agentes de investigación y unidades antidisturbios, irrumpieron simultáneamente en 23 domicilios de Barcelona, L’Hospitalet de Llobregat, Esplugues de Llobregat y Cornellà. En ellos viven presuntamente la mayor parte de los miembros de la banda latina de los Black Panthers. Los Mossos detuvieron a 25 jóvenes.

Con esta macrooperación, la policía catalana ha desarticulado la banda a nivel español, según fuentes de la investigación. Los Black Panthers estaban radicados en Cataluña y en Zaragoza, donde también agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a una persona, que a última hora de ayer estaba siendo trasladada a Cataluña.

Más información
Una pelea entre Latin y Ñetas deja cuatro heridos, dos de gravedad, en L’Hospitalett
La Guardia Civil califica a la banda de los Trinitarios de “peligrosa y combativa”

El presunto líder de la banda fue arrestado de madrugada en su casa de la calle de Cedres, en Esplugues de Llobregat, según fuentes del caso, aunque la policía no facilitó más detalles.

La mayoría de los detenidos son de origen dominicano, según esas mismas fuentes. Los Mossos les acusan de diversos delitos, entre ellos tráfico de drogas e intento de homicidio, además de pertenencia a organización criminal. El grupo se dedicaba principalmente al tráfico de marihuana y de hachís, según fuentes de la investigación.

En los diversos registros, que se alargaron durante todo el día, la policía catalana encontró drogas y armas. Los Black Panthers, de origen dominicano, están considerados una banda violenta, dedicada también a la extorsión.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En otro de los registros, en el número 12 de la calle de Daóiz y Velarde, en L’Hospitalet de Llobregat, la policía irrumpió en el principal primera de un edificio muy humilde. En él se encontraba uno de los jóvenes que fue detenido y también se incautaron de diversas plantas de marihuana. El inmueble estaba prácticamente destrozado, en pésimas condiciones de higiene.

Más allá de la gravedad de la actividad delictiva del grupo, los Mossos d'Esquadra se han centrado en demostrar la estructura de la organización, piramidal, con el objetivo último de delinquir. La intención de la policía es desarticular la banda latina, más que conseguir penas individualizadas por cada uno de los presuntos delitos cometidos.

La policía les acusa de tráfico de drogas e intento de homicidio

Desde hace cerca de un año, la División de Investigación Criminal de los Mossos ha dado un giro en la forma de abordar las bandas latinas. Antes la policía optaba más por un modelo de mediación y prevención con los jóvenes. Aunque esta vertiente no se ha abandonado, la policía catalana afronta a estos grupos como organizaciones criminales que se unen para delinquir como forma de supervivencia.

Según los últimos datos facilitados por los Mossos, en Cataluña existen 2.480 jóvenes, de entre 13 y 25 años, que forman parte de alguna banda. Las más habituales son los Latin Kings, los Ñetas y los Trinitarios. Sus miembros suelen reunirse en parques y zonas de ocio del área metropolitana de Barcelona, donde se produjeron la mayoría de las detenciones del operativo de ayer. El año pasado, tres personas murieron en peleas relacionadas con bandas en Cataluña y se produjeron nueve peleas muy violentas. Cada 15 días, los pandilleros se enfrentan en la ciudad, según la policía catalana.

Sobre la firma

Rebeca Carranco

Reportera especializada en temas de seguridad y sucesos. Ha trabajado en las redacciones de Madrid, Málaga y Girona, y actualmente desempeña su trabajo en Barcelona. Como colaboradora, ha contado con secciones en la SER, TV3 y en Catalunya Ràdio. Ha sido premiada por la Asociación de Dones Periodistes por su tratamiento de la violencia machista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS