Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Ciutat de Barcelona no son los Goya

Tono complaciente y poca reivindicación en la entrega de los premios culturales

Uno de los premios Ciutat de Barcelona, en forma de B, a los pies de los galardonados.
Uno de los premios Ciutat de Barcelona, en forma de B, a los pies de los galardonados.

Aún con resaca de una de las ediciones más reivindicativas de los Goya, se celebró ayer el acto de entrega de los Premios Ciutat de Barcelona 2012, pero en este caso en un tono mucho más complaciente. Los artistas, creadores, literatos e investigadores que se acercaron a recoger sus premios, a manos del alcalde de la ciudad, Xavier Trias, no aprovecharon en general la ocasión para cargar contra políticos y pasaron de puntillas por los recortes en el campo de la cultura o la educación.

Estos galardones anuales, con los que el Ayuntamiento reconoce la excelencia a diferentes creadores que centran su actividad en Barcelona, es "vital para conseguir que Cataluña se convierta en capital cultural y del Mediterráneo", afirmó el alcalde.

“Si el año pasado aún podíamos alegrarnos por la buena salud de las artes escénicas, este año tenemos que lamentar la pérdida de un 30% de los espectadores en este sector", manifestó en uno de los pocos parlamentos críticos el presidente del Consell de Cultura municipal, Antoni Monegal, quien, además, tachó de "frágil" el actual ecosistema cultural y de “destructora” la subida del IVA.

Entre las collejas sutiles a las instituciones políticas, la periodista radiofónica premiada Rosa Badia por Tot és comedia” expresó: “Mi Barcelona no es aquella en la que cierran librerías”. Asimismo, desde la Asociación de la Marató de l'Espectacle, abogaron por una ciudad “sin indignados y sin parados”. Entre otros premiados destaca el portal de películas online Filmin y la Sala Heliogabal, que reivindicó los “pequeños formatos”, así como el espacio de creación Fabra i Coats por su polivalencia y adaptación a propuestas contemporáneas. Las escritoras Clara Usón y Josefa Contijoch fueron las premiadas en la categoría de Literatura castellana y catalana.