Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas no se pronuncian sobre el dirigente imputado en Brugal

La concejal del PSPV en Orihuela Antonia Moreno declaró a la juez que el exportavoz provincial influyó en un cambio de voto a favor de Ortiz

El exportavoz socialista en la Diputación de Alicante Antonio Amorós.
El exportavoz socialista en la Diputación de Alicante Antonio Amorós.

“Lo desconozco, pero lo miraremos. Ahora no le puedo contestar”. El secretario de Organización del PSPV-PSOE, Alfred Boix, reaccionó así a la pregunta de qué medidas adoptará el partido tras conocerse la declaración ante la juez de la concejal socialista en el Ayuntamiento de Orihuela, Antonia Moreno, que implicó al exportavoz de su partido en la Diputación de Alicante, Antonio Amorós, en el cambio de voto para favorecer al empresario Enrique Ortiz en la adjudicación del plan zonal de residuos de La Vega Baja.

Antonia Moreno, que fue diputada provincial, declaró el jueves en calidad de testigo y explicó a la juez de Orihuela que el grupo socialista en la Corporación provincial pactó abstenerse en la votación y, en cambio, el plan de aprobó por unanimidad en el consorcio a inicios de 2008. Moreno, que forma parte del Gobierno municipal de Orihuela, reconoció que Antonio Amorós, el entonces portavoz del PSPV-PSOE en la Diputación, mantenía una buena relación con el presidente, José Joaquín Ripoll, del PP, y con el empresario Ángel Fenoll. Los tres están imputados en el caso, aunque la dirección del PSPV-PSOE sostiene que la imputación de Amorós, que aparece en varias de las grabaciones efectuadas por la policía a Fenoll, lo está “a petición propia”.

La concejal de Orihuela y exdiputada provincial declaró antes la juez que pidió explicaciones del cambio de voto en relación con el plan zonal de La Vega Baja y le dijeron que “las cosas eran así”. Según Moreno, se comentó que Amorós había presionado a los miembros del consorcio del plan zonal.

Amorós fue relevado de su cargo por el entonces secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, a finales de 2010, cuando se conoció su implicación en Brugal, pero fue repescado por Ximo Puig para representar a los socialistas valencianos en el Comité Federal del PSOE.