Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos series de aguafuertes de Goya enfrentan al Gobierno regional y el Ateneo

El Gobierno regional condiciona la subasta a la supervisión del Consejo de Patrimonio

Aguafuerte, aguatinta, aguada y buril con retoques de Francisco de Goya, 1863. Conjunto completo de 80 grabados, con la portada original litografiada y texto de introducción. Encuadernación del siglo XIX. Ampliar foto
Los Desastres de la Guerra  Aguafuerte, aguatinta, aguada y buril con retoques de Francisco de Goya, 1863. Conjunto completo de 80 grabados, con la portada original litografiada y texto de introducción. Encuadernación del siglo XIX.

El Gobierno regional de Madrid matizó ayer, a través de su portavoz Salvador Victoria, la decisión de paralizar la subasta de obras de arte pertenecientes al Ateneo de Madrid prevista para el próximo 21 de febrero, según informó este diario. Victoria especificó que el veto se centra sobre dos colecciones de aguafuertes de Goya que figuraban entre las 15 obras propuestas para la puja. Sin embargo, el portavoz regional condicionó cualquier acción al respecto a la supervisión de todos los elementos de la subasta por parte del Consejo de Patrimonio.

Aguafuerte, aguatinta bruñida con retoques a punta seca sobre papel hecho a mano, de Francisco de Goya, 1855. Conjunto completo compuesto por 80 grabados, más portada original correspondientes a la segunda edición. ampliar foto
Los Caprichos  Aguafuerte, aguatinta bruñida con retoques a punta seca sobre papel hecho a mano, de Francisco de Goya, 1855. Conjunto completo compuesto por 80 grabados, más portada original correspondientes a la segunda edición.

A este organismo corresponde la fiscalización de tales actos, siempre y cuando en ellos se hallen concernidos Bienes de Interés Cultural, como el Gobierno regional define hasta el momento las dos series goyescas presentadas a subasta, correspondientes a una segunda edición de láminas encuadernada en 1855. La próxima reunión del Consejo de Patrimonio está prevista a la víspera de la subasta, el 20 de febrero.

Por su parte Carlos París, presidente del Ateneo, señaló que “las otras 13 obras de arte restantes [entre ellas las realizadas por Antonio López, Martín Chirino, Josep Guinovart, Carmen Laffon, Eusebio Sempere y Alberto Corazón] no se ven afectadas por la cautela del Gobierno regional, por lo cual van a concurrir a la subasta”.

En cuanto a las dos series de aguafuertes de Goya “también pueden llegar a ser subastadas”. Y en su favor argumenta que “las láminas goyescas fueron encontradas en 2005 en un rincón del Ateneo, envueltas en un paquete empleado para sujetar un aparato de refrigeración de aire”.

Carlos París considera que, a la postre, concurrirán a la puja pública, “al no haber sido inventariadas entre el contenido de la biblioteca ateneísta declarado en su conjunto Bien de Interés Cultural en 1992”, declaración en la que el Gobierno de la Comunidad de Madrid incluye las láminas de Goya. La iniciativa del Ateneo se proponía subastar obras de arte de su patrimonio para afrontar el impago de una subvención municipal. Queda por saber si los plazos permitirán la operación.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram