Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los dirigentes del PSC se contradicen sobre la relación del partido con Método 3

Navarro desmiente que la empresa trabajara para ellos y Zaragoza lo admite una hora después

El exsecretario de organización niega que encargase el espionaje a Alicia Sánchez-Camacho

José Zaragoza.
José Zaragoza.

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, y el exsecretario de Organización del partido y ahora diputado en el Congreso José Zaragoza, se contradijeron ayer en espacio de una hora a cuenta de si la empresa de detectives Método 3 había trabajado o no para los socialistas catalanes.

Navarro declaró en el Parlamento catalán sobre las 10.00 horas que en los archivos del PSC “no aparecen encargos a Método 3”. El líder del PSC negó incluso que otras empresas subcontratadas por esa agencia hubiera podido realizar esos trabajos.

Sin embargo, una hora después José Zaragoza admitió, en una rueda de prensa celebrada en la sede central del PSC, que el partido mantuvo una relación contractual con “empresas del grupo empresarial de Método 3” y que se realizaron cuatro trabajos.

El importe total que pagó el PSC fue 72.438 euros. Las cuatro facturas, están fechadas el 13 y 23 de noviembre, así como el 15 de diciembre de 2009. La cuarta corresponde al 16 de noviembre de 2011. Los conceptos por los que se giran son “localización de posibles dispositivos de emisiones en despachos y salas de juntas” y “estudio integral de seguridad”.

4 facturas: 72.438 euros

Tres de las facturas fueron presentadas por la sociedad Tecnològic Gratis SL y otra por Olarte Business Consulting SL. Un portavoz del PSC explicó ayer que esa denominación hacía imposible conocer que pertenecían al grupo empresarial de Método 3. Y eso explicaría, en su opinión, la negativa de Navarro. Sin embargo, Zaragoza sí conocía esa relación empresaríal entre las sociedades cuando dejó en evidencia al primer secretario.

Las empresas de seguridad tenían su domicilio en el número 124 de la calle de Aribau de Barcelona, justo enfrente del restaurante donde en julio de 2010 almorzaron María Victoria Álvarez, exnovia de Jordi Pujol Ferrusola, y la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho. El Mundo ha atribuido a José Zaragoza la contratación de Método 3 para espiar ese almuerzo en el que Álvarez relata que Pujol había evadido 400.000 euros de España.

“Ni el PSC ni yo hemos encargado ninguna escucha telefónica”, explicó ayer Zaragoza, quien anunció la interposición de acciones judiciales para defender su honor por responsabilizarlo de la grabación del almuerzo.

Más información