Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
'CASO COOPERACIÓN'

Bellver dice que las irregularidades de Blasco no eran ilegalidades

La oposición reclama de nuevo a Fabra que el exconsejero “abandone” el Grupo Popular

“Por lo que tengo entendido, ninguna de esas actuaciones inviabilizaría el procedimiento”. El portavoz parlamentario del PP, Jorge Bellver, usó este martes esta peculiar fórmula para justificar que su predecesor en el cargo, el exconsejero de Solidaridad y Ciudadanía Rafael Blasco, no sea apartado del Grupo Popular tras el informe interno de la propia Generalitat que revela irregularidades en su gestión. El informe, aportado a petición de la juez a la investigación del fraude en las ayudas de cooperación, confirma que la consejería que dirigía Blasco concedió cuantiosas ayudas a organizaciones que no justificaban su experiencia, no aportaban suficiente documentación técnica o presentaban facturas de empresas diversas con el mismo domicilio social en diferentes expedientes. “Los juicios los tiene que hacer quien los tiene que hacer”, dijo Bellver.

La oposición, sin embargo, volvió a insistir en que la posición de Blasco, imputado por su presunta participación en una trama de captación de subvenciones de la consejería que dirigía, es insostenible. El portavoz socialista, Antonio Torres, dijo que el informe interno de la Generalitat obliga al presidente del Consell y del PP valenciano, Alberto Fabra, a reclamar a Blasco que “abandone” el Grupo Popular en las Cortes Valencianas. Torres consideró “gravísimo” el contenido del informe.

Enric Morera, portavoz de Compromís, acusó al Consell de haber “ocultado” el informe a los grupos pese a que Fabra se comprometió a facilitarlo. Morera indicó que su grupo no es muy partidario de “judicializar la vida política” para justificar que Compromís todavía no haya decidido personarse en el caso que afecta a Blasco, pese a que la diputada de la coalición Mireia Mollà presentó una de las denuncias que desencadenaron la investigación. Morera se mostró más proclive a personarse en el caso Nóos, aunque dijo que los dirigentes de Compromís lo harían “como ciudadanos” porque la personación de la Generalitat, que evita la acusación penal, es “una pantomima”.

Dentro de las denuncias de corrupción, el diputado de Esquerra Unida Ignacio Blanco aseguró que Miguel Navarro, que fue director general de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de 1996 a 1999, “cobra por un contrato de asistencia técnica de las obras del Palau de les Arts desde 2004”. Blanco pidió la rescisión del contrato.

Fabra hará pública su renta pero el PP esperará a que se pacte en las Cortes

Por otra parte, el PP dejó claro que no hará públicos, como han hecho los otros grupos, los ingresos de sus diputados hasta que no se pacte en la Comisión de Gobierno Interior de las Cortes Valencianas un modelo para hacerlo. Mientras el socialista Torres afirmaba que “tiene que saberse” lo que cobran todos los diputados, ya que los del PP “están cobrando por encima de lo establecido oficialmente”, el popular Bellver dijo que no quiere entrar en “carreras”. Pese a que el presidente Fabra ha anunciado que hará pública “en breve” su declaración de la renta, Bellver señaló que “una cosa es un presidente y otra cosa es la Cámara y sus decisiones”.

Ignacio Blanco, de EUPV, consideró “clamoroso” el silencio del PP sobre los sobresueldos de sus diputados y Enric Morera, de Compromís, pidió que se hagan públicas las condonaciones de deuda de los bancos al PP y al PSOE. Tanto Torres como Bellver negaron que el PSPV o el PPCV se hayan beneficiado de condonaciones. Torres apuntó que “la ley las permite hasta un porcentaje”.