Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Estamos convencidos de que Ciudad de la Luz costó más de 265 millones”

La diputada socialista Eva Martínez localiza hasta 102 expedientes de contratación

Eva Martínez muestra una foto del edificio de acceso a Ciudad de la Luz.
Eva Martínez muestra una foto del edificio de acceso a Ciudad de la Luz.

“Es un escándalo ahora, en los tiempos que corren, pero ya lo era entonces”, exclamó este martes la diputada socialista Eva Martínez, mientras esgrimía una fotografía del edificio de entrada al complejo de la Ciudad de la Luz en Alicante, una construcción cuya función es acoger a los vigilantes de seguridad que controlan el acceso al recinto. Martínez reveló, en una conferencia de prensa en las Cortes Valencianas, que esa “garita de entrada” costó 979.000 euros. Tras “hacer de agente secreto buceando entre diarios oficiales” desde el año 2000, la parlamentaria ha localizado decenas de licitaciones relacionadas con la construcción del complejo cinematográfico promovido por la Generalitat.

“A pesar de que Ciudad de la Luz es un proyecto único, diseñado por un arquitecto americano”, señaló, “hemos encontrado 102 expedientes de contratación”. Según la parlamentaria, esa gran cantidad de contratos obedece al “modelo perfecto de la economía y la política de la corrupción”, en el que se fraccionan las adjudicaciones para “vulnerar los procedimientos de licitación públicos” y dar juego a que diversas empresas accedan a la ejecución del proyecto. Martínez cree que hay más expedientes todavía.

Por eso reclamó al presidente del Consell, Alberto Fabra, que entregue todos los expedientes, “los 102 que conocemos y todos aquellos que no conocemos pero que seguro que constan en Ciudad de la Luz o en la Sociedad Proyectos Temáticos, para así poder averiguar exactamente qué nos ha costado a todos los valencianos ese sueño del anterior presidente”.

Pese a que el año pasado se supo que la Comisión Europea cifraba en 265 millones de euros el coste de los estudios de Ciudad de la Luz, gracias a la resolución que obliga a la Generalitat a “desinvertir” todo lo que destinó al complejo porque su construcción con fondos públicos vulnera la libre competencia con otros estudios europeos de iniciativa privada, la diputada socialista señaló: “Después de esta revisión estamos convencidos de que nos ha costado mucho más”.

Por el edificio de entrada, para los vigilantes, se pagó un millón de euros

Martínez no quiso aventurar una cifra, pero apuntó que hay que conocer, no solo las cantidades licitadas sino las adjudicadas y las que realmente se pagaron al final según las certificaciones de obras, dada la habitual existencia de sobrecostes. También indicó que debe tenerse en cuesta el coste de las expropiaciones, contra las que se han producido resoluciones judiciales. El informe de la Sindicatura de Comptes de 2001, recordó, advertía de que el Instituto Valenciano de la Vivienda pagó 3,6 millones de euros para realojar a los expropiados de la zona de Aguamarga, donde se ubican las instalaciones.

“Ya está bien de despilfarrar el dinero de los valencianos”, dijo la parlamentaria socialista, que desgranó algunos ejemplos de los costes que ha podido averiguar de la Ciudad de la Luz, un complejo con 11.000 metros cuadrados de platós, 15.000 metros cuadrados de talleres y 16 hectáreas de rodaje en exteriores.

A los espacios de rodaje en exteriores se refirió Martínez, que exhibió a los periodisras fotografías de una explanada en la que no había nada e informó de que esa zona y otra similar costaron 7,5 millones de euros. La escuela de cine de Ciudad de la Luz, en cuya construcción hubo seis tipos de contrataciones diferentes, costó cerca de 15 millones de euros, según la diputada socialista, que puntualizó que su partido no tiene nada contra la escuela pero sí “contra esa manera de gobernar y despilfarrar”. Martínez desglosó la cifra: 2,5 millones la cimentación y estructura; 2,9 millones los cerramientos y cubiertas, 1,3 millones el control de accesos; 2,8 millones la fontanería; 1,7 millones la climatización, 1,3 millones los viales de acceso y 2,3 millones la urbanización de la parcela.

La Escuela de Cine se fraccionó en seis contratos y costó 15 millones de euros

Uno de los edificios de oficinas del complejo tuvo un coste de 14 millones de euros, añadió la diputada, que citó a Enrique Ortiz y Sedesa entre las empresas que tuvieron adjudicaciones en el complejo.

La parlamentaria reclamó “total transparencia” en el proceso de venta de la Ciudad de la Luz. La Generalitat debe vender el complejo cinematográfico para cumplir con la exigencia de Bruselas de revertir las inversiones públicas realizadas en los estudios. La posibilidad de vender Ciudad de la Luz está condicionada también por el pleito del Consell con la empresa Aguamarga Gestión de Estudios, SL, que tenía adjudicada la gestión y llevó a los tribunales la rescisión del contrato por parte de la Administración autonómica. Desde entonces, la sociedad que gestionaba el complejo se niega a abandonar las instalaciones, como pide la Generalitat.

Más información