Un enfermero declara que una pelota de goma pudo causar la lesión de Quintana

Una periodista que grabó un vídeo en el momento del incidente asegura que no había altercados

Los testigos en el caso de Ester Quintana -la mujer que perdió un ojo el día de la huelga general del 14-N- siguen avalando la tesis de la mujer. Un enfermero declaró este lunes ante el titular del juzgado de instrucción número 11 de Barcelona, Francisco González Maillo, que las heridas que presentaba Quintana en el ojo izquierdo eran compatibles con una pelota de goma de las que lanzan los antidisturbios de los Mossos d'Esquadra. Tras rectificar su versión inicial, el Departamento de Interior sigue negando que un proyectil policial la hiriese.

El facultativo fue el primero que recibió a Quintana en el hospital de Sant Pau, después de que la trasladase hasta el centro el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) pasadas las ocho y media e la tarde. El enfermero no observó que la herida tuviese restos de suciedad o de vidrios, como hubiese sido de esperar si se hubiese sido ocasionada por algún objeto lanzado por los manifestantes, como sugirió en su día el exconsejero de Interior, Felip Puig.

El juez espera un informe pericial definitivo que determinará qué originó la herida 

Asimismo, el hombre ha declarado que la lesión no presentaba ninguna incisión o corte. "Se trata de una herida lisa", ha indicado.  Por ello, ha concluido ante el juez que la "explosión ocular" que le hizo perder el ojo izquierdo a Quintana pudo haberla ocasionado una pelota de goma policial.

El juez también ha tomado declaración a la periodista Silvia Balcells, de Televisió de Gràcia, que se encontraba en la confluencia de la calle de Casp y paseo de Gràcia, la zona en la que fue herida Quintana. Balcells grabó unas imágenes en las que se oyen dos disparos, aunque no se ven a los policías que los efectúan. Pocos segundos después, la cámara muestra a Quitana en el suelo, ya herida.

"No había alboroto", ha asegurado Balcells tras su declaración ante el juez. La periodista también ha admitido que en ese momento ella no vio a policías con las escopetas que sirven para lanzar pelotas de goma, y que tampoco pudo distinguir a los agentes que efectuaron los disparos que se oyen en el vídeo. "Había muchos policías", ha dicho. 

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Para los abogados de Quintana, las diferentes declaraciones que se han tomado hasta ahora demuestran que en el momento en el que resultó herida en el ojo izquierdo no había ningún tipo de lanzamientos de objetos por parte de vándalos. El juez está a la espera ahora del informe pericial que determine qué causó la lesión. Por ahora, todo apunta a que la herida es fruto de un disparo de algún tipo de los Mossos d'Esquadra, según fuentes judiciales. 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS