Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La secundaria toma la calle en Barcelona en contra de la Lomce

Centenares de estudiantes se han manifiestado por el centro de la ciudad

Piden la dimisión del ministro Wert y la retirada de la reforma educativa

Los estudiantes de secundaria protestan contra la ley Wert por las calles de Barcelona.
Los estudiantes de secundaria protestan contra la ley Wert por las calles de Barcelona.

Centenares de estudiantes (1.900 según la Guardia Urbana, 4.000 según el AJEC y hasta 20.000 según el Sindicato de Estudiantes) se han manifestado este mediodía por el centro de Barcelona para protestar en contra de la reforma educativa que está diseñando el ministro de Educación, José Ignacio Wert. La marcha ha partido a las 12 horas de la plaza Universidad y ha finalizado en plaza Sant Jaume alrededor de las 13.30 horas, después de pasar por la calle Pelai, plaza Cataluña y Vía Laietana. Las manifestaciones han sido convocadas por el Sindicato de Estudiantes y la Asociación de Jóvenes Estudiantes de Cataluña (AJEC), y se han realizado de forma simultánea en un centenar de ciudades de España. En Cataluña, además de Barcelona, se ha organizado una concentración en la plaza Imperial Tarraco de Tarragona.

Los estudiantes portaban varias pancartas en las que se podían leer mensajes como “Quien juega con tijeras se corta”, “La educación es un derecho, no un privilegio” o “Wert dimisión. En defensa de la escuela pública”. Durante la marcha no han dejado de gritar consignas como “Rajoy dimisión” o “nos quieren dejar con el culo al aire”. Alba Serrano, estudiante de 2º de Bachillerato, ha asistido a la manifestación con un grupo de 5 compañeras, todas con una nariz de payaso. Han decidido ponérsela porque para ellas “todo esto es un circo y todos los políticos unos payasos”. Además Alba ha criticado que aunque sus profesores no ponen objeción a que los estudiantes hagan huelga, tampoco se lo ponen fácil y siguen el ritmo de las clases “sin importarles el derecho de los estudiantes a manifestarse”.

Nuria Ramírez, alumna de 4º de ESO del Instituto Inmaculada Concepción, ha sido la única de su clase en asistir a la manifestación. “No nos dan ninguna información sobre la huelga, tenemos que buscar lo que está pasando por nuestra cuenta y mis compañeros aunque estos tres días no van a clase, no han asistido a la manifestación”.

Los estudiantes piden la dimisión del ministro Wert, que se dé marcha atrás a los recortes presupuestarios (que han supuesto un hachazo de más de 6.300 millones de euros desde 2010) y la retirada de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), que los estudiantes tildan de “contrarreforma educativa”. La nueva normativa contempla, entre otros aspectos, que el Estado controle una mayor proporción de contenidos, en detrimento de las Comunidades Autónomas; adelantar a tercero de ESO la elección de itinerarios hacia la FP o el bachillerato; reválidas en ESO y bachillerato que evalúen la calidad del sistema y fomenten la competitividad entre centros; especialización de las escuelas por materias o planes de calidad.

Eloy Cortés, Secretario General de la AJEC, ha reivindicado “igualdad en el acceso a la Universidad y democracia en todos los institutos” y ha criticado la ley que propone Wert porque “el catalán queda relegado y no permite la evolución de la educación”.

La manifestación supone el ecuador de las tres jornadas de huelga convocadas por los estudiantes de secundaria, Bachillerato y FP. Ayer muchas aulas catalanas se quedaron prácticamente vacías por la convocatoria de huelga que el Sindicato de Estudiantes cifró en un 75% de seguimiento de media en Cataluña.

Las 72 horas de huelga estudiantil culminará mañana con una nueva muestra de fuerza en la calle. Pero esta vez contará con el apoyo del Marco Unitario de la Comunidad Educativa (MUCE), que aglutina también a los principales sindicatos del sector, profesores y familias. La marcha será a las 18.30 horas en Barcelona, repitiendo el recorrido de hoy.

La “semana de lucha en defensa de la educación pública”, tal y como la han bautizado los estudiantes, supone el segundo pulso que los alumnos de secundaria lanzan a las administraciones. A mediados de octubre los estudiantes ya repitieron unas protestas similares con manifestaciones en decenas de ciudades. La de Barcelona agrupó a unas 3.000 personas según la Guardia Urbana y 40.000 según los sindicatos convocantes.

Además del reto estudiantil, Wert también tendrá que lidiar esta semana con los consejeros autonómicos del ramo, con los que se reúne este jueves para tratar la reforma educativa. En el encuentro se encontrará con las reticencias de varias autonomías, entre ellas Cataluña, ya que la Lomce prevé relegar el catalán a una asignatura de “especialidad”.