Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Transportes contempla en sus cuentas una nueva subida de tarifas en 2013

El presupuesto prevé menos tránsito de usuarios, 93 millones de viajes menos)

También contempla más recaudación durante 2013, unos 88 millones de euros más

Una cuestión son los números y otra las declaraciones. Las cuentas demuestran que la Comunidad de Madrid prevé recaudar más dinero por los billetes del transporte público (Metro, Empresa Municipal de Transportes, autobuses interurbanos y trenes de Cercanías de Renfe) aunque la cifra de usuarios se siga desplomando un año más, como ocurre desde que arrancó la crisis en 2008. En concreto, prevé perder casi 93 millones de viajes y ganar unos 88 millones de euros más, según arrojan las cuentas del presupuesto del Consorcio Regional de Transportes de 2013. Eso equivale a subir un 10% las tarifas, según estimaciones de CC OO. La Comunidad no ofrece cálculos y se aferra a que “a día de hoy” no hay prevista ninguna nueva subida.

Tres subidas en nueve meses

P. Á.

La última subida del transporte público, en vigor desde el 1 de febrero, supone una subida media del 3% que se concentra principalmente en los abonos que utilizan los usuarios más fieles y más numerosos, con un 4,6% de media. Lo emplean el 67% de los usuarios.

En 2012 los precios subieron dos veces. En mayo se ajustaron un 11%, el mayor incremento porcentual en una década. En septiembre, se ajustaron al nuevo IVA, con otro 2% de media.

Para 2013, el Consorcio de Transportes prevé casi 93 millones de viajeros menos (1.589) y 88 millones más de euros en ingresos por recaudación de billetes (1.103 millones, un 8,7% más). CC OO calcula que el ajuste entre menos demanda y más recaudación supone una subida del 10% en todo el año, es decir, quedaría aún pendiente un 7% más de subida.

Es lo que señala una portavoz de la Consejería de Transportes, lo que aseguran desde el Consorcio y lo que ha indicado también públicamente el consejero de Presidencia, Salvador Victoria, al ser preguntado sobre este asunto. La “subida media” aplicada, según Victoria, es la del IPC (3% de incremento y 2,9% de índice de precios al consumo) para que lo que abona hoy el usuario sea “equivalente” a lo que pagaba con anterioridad, según las declaraciones recogidas por Europa Press. El consejero ha aludido a la subida del precio de la vida, pero se olvidó de los salarios, que no han crecido tanto. El aumento salarial fue de un 1,26% en 2012, según estimaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre 598.000 trabajadores madrileños con convenio, casi un tercio. El porcentaje sería más exiguo si se incluyera a los funcionarios, con el sueldo congelado y una paga extraordinaria menos la pasada Navidad.

Este año, Madrid perderá unos 93 millones de viajes hasta quedarse en 1.497 millones. Así lo recoge el proyecto de presupuestos del Consorcio Regional de Transportes de Madrid, el organismo que gestiona la política tarifaria en la región, principalmente participado por la Comunidad. El número de viajeros baja un 5,8% pero la recaudación prevista sube un 8,7% hasta 1.103 millones de euros. CC OO calcula que corresponde con una subida de tarifas cercana al 10% entre un año y el siguiente, es decir, si en febrero se ha incrementado un 3% queda un 7% más.

“El Gobierno regional no se ha atrevido a aprobar esta escandalosa subida”, señala el sindicato en un comunicado en el que teme un nuevo tarifazo “a lo largo de este año y aprovechando cualquier disculpa”.

Transportes contempla en sus cuentas una nueva subida de tarifas en 2013

Pues eso, las cuentas y las palabras no siempre coinciden. Los billetes sufrieron ayer una nueva subida, la tercera en tres meses tras el tarifazo del pasado mayo (un 11%, la mayor subida en una década) y el ajuste a la subida del IVA de septiembre. Tampoco estaba previsto. El consejero de Transportes, Pablo Cavero, compareció el 20 de diciembre pasado en la Asamblea de Madrid para explicar que el Gobierno regional quería equilibrar “progresivamente” lo que paga el usuario con lo que subvencionan las Administraciones.

“Hay dos maneras, la fácil y la difícil”, explicó a sus señorías. “La fácil es subir las tarifas y la difícil es trabajar con la excelencia en la gestión por la vía de nuevos ingresos y la reducción de costes. Este Gobierno ha optado por la difícil”, continuó. El 9 de enero, ahondó en la misma idea en la visita a unas obras de Metro. La subida de tarifas no es un “tema que esté ahora encima de la mesa”, señaló en declaraciones recogidas por Europa Press. Los nuevos precios se aprobaron apenas dos semanas después.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram