Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El comisario de Córdoba defiende la investigación a Bretón

Manuel Bouzas considera que la labor de todos los agentes ha sido "impecable"

Manuel Bouzas, comisario de Córdoba. Ampliar foto
Manuel Bouzas, comisario de Córdoba.

El comisario jefe del Cuerpo Nacional de Policía en Córdoba, Manuel Bouzas, considera que la investigación desarrollada por todos los agentes en el caso Bretón -la desaparición de dos niños y sus supuestos asesinatos, de los que está acusado su padre-, desde la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) hasta el personal de Sevilla y Córdoba, ha sido "impecable" y "sin problema, aislando las circunstancias de hallazgos y errores que se puedan cometer a lo largo de una investigación".

En una entrevista, el comisario ha manifestado que, "aparte de los factores que puedan influir, el presunto autor de los hechos estaba en prisión antes del controvertido tema de los restos hallados" en la finca familiar de Bretón, en Las Quemadillas de Córdoba, lo que quiere decir "que la investigación llevó a que la autoridad judicial determinara el ingreso en prisión de un señor como presunto autor de unos hechos".

"Impecable"

Bouzas califica la investigación policial, "en sentido estricto", de "impecable". "Otra cosa diferente son las circunstancias posteriores que rodearon al caso", apunta en relación a los informes que determinaron que los restos óseos eran de personas y no de animales, como se recogía en el único informe elaborado casi un año antes por la forense de la Policía Científica. Al respecto, Bouzas evita pronunciarse porque "no estaba en ese momento" al frente de la comisaría: tomó posesión en noviembre de 2012 y los informes que dieron un vuelco al caso se hicieron públicos en agosto.

En cualquier caso, insiste en que "el trabajo de la investigación demuestra que ya había un detenido como presunto autor". "A nivel policial, prácticamente damos por finalizada la investigación y ahora el caso está en manos de jueces y tribunales, concretamente del jurado que determinará si el detenido es o no culpable", añade.

En sus escritos de calificación, tanto el ministerio público como la acusación particular reclaman 40 años de prisión para José Bretón por, supuestamente, asesinar a sus hijos, Ruth y José, el 8 de octubre de 2011. Bretón está en prisión desde el 21 de octubre de ese año.