Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alzira exige indignada la revocación del indulto al kamikaze que mató a un vecino

Cientos de personas piden que Gallardón dimita y que el Gobierno rectifique

Centenares de personas apoyaron anoche en Alzira a la familia de Loreto Dolz, en el centro, hermana de la víctima del indultado. rn rn
Centenares de personas apoyaron anoche en Alzira a la familia de Loreto Dolz, en el centro, hermana de la víctima del indultado.

La indignación se respiraba en el ambiente y se expresaba con palabras. “He venido de Alginet porque estoy indignada y para apoyar a la familia”, comentaba Sònia. “No hay derecho. No sólo nos quitan el dinero, sino que nos quitan vidas humanas a coste cero”, señalaba Vicente, junto a Jorge. Ambos eran de la “cuadrilla” de José Alfredo Dolz, el joven de 25 años que murió en 2003 al colisionar su vehículo con el de Ramon Jorge Díaz, que conducía en contra dirección por la AP-7.

El indulto del Gobierno a este piloto kamizake recibió ayer la respuesta airada de la población natal de la víctima, que se concentró anoche a las puertas del Ayuntamiento de Alzira. Centenares de personas, de edades muy diversas, exigieron la revocación de la medida, tal y como pidió la hermana de José Alfredo, Loreto Dolz, y acordó también por unanimidad el pleno del Ayuntamiento de la localidad valenciana, gobernada por el PP. El pleno también reclamó explicaciones al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, por firmar el indulto.

La gente fue más allá. A gritos pidió la dimisión de Gallardón. “Si la víctima hubiera sido su hijo, seguro que lo hubiera indultado”, apuntaba un anciano. Se oyeron entre el gentío voces contra la corrupción y la politización de la justicia, contra lo que consideraban tráfico de influencias. Algunos vecinos hablaban del abogado del kamizake, Esteban Astarloa, hermano del exsubsecretario de Justicia del PP, Ignacio Astarloa... Las pancartas reflejaban esa indignación: “No es un indulto, es un insulto”; “¿Cuántos sobres vale un indulto?”; “Si el aborto es un asesinato, ¿esto qué es?”.

Es una “burla a la sociedad”, manifestó Loreto Dolz en su intervención ante la gente. Una burla porque se libera a un condenado a 13 años, con sentencias de la Audiencia de Valencia, del Tribunal Supremo, que sólo ha pasado 10 meses en la cárcel, y con la opinión contraria de jueces y fiscales, explicó Loreto Dolz. “Dicen que lo indultan por buen comportamiento, ¿pero es que en la cárcel hay autopistas de doble carril”, se preguntó Loreto. Recordó las nueve vidas que puso en peligro el kamikaze, además del fin de la de José Alfredo, y concluyó: “En esta vida, todo es revocable, incluso el indulto. Lo único que no es revocable es la muerte de mi hermano”. Por todo ello reclamó a Mariano Rajoy rectificar, “que es de sabios”.

La alcaldesa de Alzira, Elena Bastidas, el alcalde de Algemesí, Vicente Ramón García, ambos del PP, asistieron a la concentración, así como el diputado de EU, Ricardo Sixto, o el líder de los socialistas valencianos, el diputado Ximo Puig, que hoy pide la comparecencia de Gallardón en el Congreso.

Más información