Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo sitúa a su conselleiro de Obras Públicas como ‘número tres’ del PP

La rival del alcalde de Santiago, Paula Prado, nueva portavoz del partido

El Gobierno gallego y la dirección del PP se mimetizan. Tras mantener a Alfonso Rueda como secretario general del partido, pese a su reciente nombramiento como vicepresidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo ha elegido a otro miembro de su gabinete para el nuevo puesto de vicesecretario general único, el ‘número tres’ de la organización. Y el escogido es ni más ni menos que el conselleiro de Infraestruturas y Medio Ambiente, Agustín Hernández, un hombre con escasa experiencia orgánica y que compatibilizará sus responsabilidades en el aparato con la dirección del departamento que, pese a los recortes, sigue siendo el más inversor de la Xunta y que el adjudica los contratos más sustanciosos.

El otro puesto relevante que faltaba por conocer antes de la clausura del XV congreso de la organización, el de portavoz del partido, se presta a toda clase de lecturas internas ya que ha recaído en la diputada autonómica y concejal de Santiago Paula Prado, que encabeza el sector de ediles de la capital de Galicia en guerra con su alcalde, Ángel Currás. Este último también entra en la nueva dirección, aunque como miembro nato en su condición de regidor de una de las principales ciudades. Prado recibe así el reconocimiento de la dirección, pero al mismo tiempo su nuevo puesto vaticina un alejamiento de la primera línea de fuego en la dura batalla interna que sacude el gobierno local compostelano.

El congreso se ha clausurado este mediodía en el recinto ferial de Lugo sin mayores sorpresas. La candidatura única, encabezada por Feijóo, ha logrado el 98,7% de los votos, un total de 1.843 apoyos frente a 24 sufragios en blanco y seis nulos. La nueva ejecutiva renueva casi el 60% de sus miembros y tiene una edad media de 43 años.

La sombra de la corrupción que persigue al PP tras el descubrimiento de la fortuna secreta de su extesorero Luis Bárcenas ha estado muy presente en el discurso final del presidente, quien ha reivindicado el buen nombre y la utilidad de la política. Feijóo ha advertido que en el PP gallego no habrá lugar para los actúen “irregular, ilegal o fraudulentamente” y que “los que se aprovechan de la política deben estar fuera del partido y en manos de la justicia”.