Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El indulto al kamikaze no le gusta al presidente del Poder Judicial

Gonzalo Moliner cree llamativa la decisión y recuerda que la medida de gracia son potestad del Rey y del Gobierno

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gonzalo Moliner, considera “llamativo” el indulto concedido al conductor kamikaze que fue condenado a 13 años de cárcel por causar la muerte de un joven valenciano con su vehículo, aunque ha recordado que la concesión de las medidas de gracia constituye “una función del Gobierno y del Rey, que es, en definitiva, quien firma los decretos”.

Así se expresó ayer Moliner al ser preguntado en los pasillos del Senado sobre la política del Gobierno en materia de indultos, como el otorgado a Ramón Jorge Ríos condenado por haber conducido durante cinco kilómetros en dirección contraria por la AP-7 y haber causado la muerte de Alfredo Dolz, de 25 años, al estrellarse contra su coche a la altura de Polinyà del Xúquer.

“A mí no me acaba de gustar. Eso se lo digo tranquilamente”, reconoció el presidente del órgano de gobierno de los jueces. “Hay algunos que son llamativos y a mí también me llaman la atención”, añadió, antes de ser cuestionado si el Gobierno debería haberse abstenido de indultar al kamikaze. “No puedo decir si se debería haber concedido o no, digo que me llama la atención”.

Preguntas de Puig

Este indulto ha causado un gran malestar en la familia de Dolz, radicada en Algemesí, y en asociaciones como Stop Accidentes. El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, pidió ayer a la Fiscalía que actúe “de oficio” en este caso del indulto porque “hay demasiados datos que apuntan a que ha habido tráfico de influencias”. En el despacho de Uría y Menéndez, que defendió al indultado, trabaja un hijo del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, y su abogado fue Esteban Astarloa, hermano del diputado del PP, Ignacio Astarloa.

Puig, diputado en el Congreso, anunció también que pedirá la comparecencia de Gallardón, y del Interior, Jorge Fernández Díez, “porque no se puede decir por una parte una cosa y votar otra distinta en el Consejo de Ministros”. “Es insólito” que el ministro de Justicia responda que “no se acuerda” de los motivos por los que se planteó este indulto, cuando la familia del fallecido “se acuerda cada día”. En este sentido, aseguró que le parece “una falta de respeto más de Gallardón”.