Los Casuals ganan la primera batalla

La Audiencia absuelve a Ricardo Mateo como jefe del grupo y niega que sean una asociación ilícita. El acusado se enfrenta a 120 años de cárcel en otro caso

Ricardo Mateo, en el juicio celebrado en la Audiencia de Barcelona.
Ricardo Mateo, en el juicio celebrado en la Audiencia de Barcelona.MASSIMILIANO MINOCRI

No son una asociación ilícita. Y Ricardo Mateo no es su máximo jefe. Los Casuals, la facción más violenta de los Boixos Nois, ha logrado en los juzgados su primera victoria, aunque sea pírrica. Una sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Barcelona desmonta la tesis del Ministerio Fiscal y la investigación policial que la sustentaba. En casi 100 densas páginas, el tribunal niega que los 15 acusados formasen parte de un grupo organizado, bajo las órdenes de Mateo, con el objetivo de robar a narcotraficantes para vender ellos la droga. El que hasta ahora había sido acusado de ser el cabecilla de Los Casuals se enfrenta a 120 años de prisión en otra causa, que acusa al grupo de extorsionar a locales de ocio nocturno para hacerse con la seguridad de las salas.

La prueba “no tiene la suficiente contundencia como para establecer de forma indubitada que nos encontramos ante una asociación de malhechores habitualmente dedicada a la comisión de determinados hechos delictivos de forma estructurada”, sostiene el tribunal. Mateo es uno de los más beneficiados de la resolución judicial. El fiscal solicitaba para él 53 años de cárcel por una ristra de delitos: asociación ilícita, hurto, detención ilegal con simulacro de autoridad, amenazas… El tribunal rebaja la condena a tres años y medio, por lesiones, cooperación en una detención ilegal, tenencia ilícita de armas y un delito de falsedad en documento.

En cuanto a la banda, el tribunal juzgaba dos episodios principales ocurridos hace 10 años en los: el secuestro en Cambrils de dos narcotraficantes, con graves amenazas y la sección del dedo a uno de ellos; y otro secuestro en Vic de otro narcotraficante para conseguir unos fardos de hachís y una huida frustrada de la policía al ser sorprendidos.

La Sección Segunda considera probado que en enero de 2003 alguien secuestró y golpeó a Ahmed El Bazghouti y le serró un dedo de la mano derecha en Cambrils. También que alguien agredió a Boujama Bouziani. Pero niega que existan elementos probatorios suficientes, que ni los testigos ni las declaraciones policiales ni las escuchas demuestran que Los Casuals fuesen los responsables de esa acción. Igual que no da credibilidad al hecho de que les enseñases placas de la Guardia Civil para amedrentarles y torturarles, introduciendo una pistola en la boca de uno de los detenidos.

En cambio, sí atribuye a los acusados el secuestro en Vic ese mismo año de Mohamed Adreuach, al que cazaron cuando iba en su coche, y le obligaron a salir por la fuerza, asegurando que eran policías, y le subieron a la furgoneta que ellos conducían. En esta, le preguntaron por droga que presuntamente debía sabor donde estaba y le aplicaron descargas eléctricas, amenazándole con matarle.

Alertados por un mosso d'esquadra que se encontraba en la zona, la policía estuvo a tiempo de detener a los delincuentes. Entre ellos se encontraba Mateo, que conducía un Mercedes. En el momento de la detención exhibió una placa de la Guardia Civil “pretendiendo causar la confusión necesaria para huir”. El tribunal le condena como cómplice de la detención ilegal, pero considera que no “hay base para concluir que el Sr. Mateo y / o Villegas tuvieran funciones directivas ni que tuvieran el dominio factual del hecho”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

También queda exculpado Antonio Torn, alias Antoñito (supuesto responsable de las amenazas al expresidente del Barça Joan Laporta). Según la tesis policial, desde que Mateo ingresó en prisión preventiva, él se hizo cargo del grupo y se dedicó a distribuir cocaína en la provincia de Barcelona y de un robo frustrado. El tribunal ha anulado las escuchas telefónicas que le implicaban. De igual forma, la sentencia absuelve al exguardia civil Manuel González, que estaba acusado de proporcionar material de la benemérita a los acusados para hacerse pasar por policías.

Sobre la firma

Rebeca Carranco

Reportera especializada en temas de seguridad y sucesos. Ha trabajado en las redacciones de Madrid, Málaga y Girona, y actualmente desempeña su trabajo en Barcelona. Como colaboradora, ha contado con secciones en la SER, TV3 y en Catalunya Ràdio. Ha sido premiada por la Asociación de Dones Periodistes por su tratamiento de la violencia machista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS