Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Esperamos mucho del AVE”

Comerciantes, hosteleros y Ayuntamiento de Girona proyectan una campaña de promoción

El objetivo, aprovechar la llegada de la alta velocidad a la provincia

Los últimos trabajos en la estación de Girona antes de la llegada del AVE.
Los últimos trabajos en la estación de Girona antes de la llegada del AVE.

Girona recibirá mañana el primer tren de alta velocidad en la inauguración de la línea de Barcelona a Figueres (Alt Empordà). El miércoles, ya llegarán los primeros viajeros. Las ocho conexiones diarias con Madrid y dos con París abren una nueva posibilidad de llegar a la capital gerundense y, con ella, se generan expectativas para comerciantes y hosteleros. “Esperamos mucho del AVE”, afirma el presidente de la Asociación de Hostelería de Girona y Radial, Xavier Nicolazzi, para quien es necesario “hacer una promoción correcta de la ciudad entre todos” y aprovechar la oportunidad que se les presenta.

El Ayuntamiento de Girona está por la labor, como explica la regidora de Turismo y Comercio, Coralí Cunyat. De momento, están diseñando con los hosteleros una primera estrategia de promoción en las ciudades catalanas y españolas por las que circula el tren de alta velocidad (Barcelona, Tarragona, Zaragoza o Madrid), que reduce notablemente las distancias en tiempo (Girona se conectará con Barcelona en 37 minutos, con Madrid en cuatro horas o con París, en seis). El alcalde, Carles Puigdemont (CiU), ve la infraestructura muy beneficiosa para la ciudad con la rápida conexión tanto con Barcelona como con el sur de Francia. Según él, Girona ofrece una buena situación geográfica, buena oferta comercial, cultural, gastronómica y educativa, y “lo tenemos que trabajar para que no se diluya”.

El comercio gerundense también tiene mucho que decir e interés en explotar la cercanía que el AVE ofrece, especialmente con el mercado francés. De hecho, la ciudad, al igual que otras de la demarcación como Figueres (Alt Empordà), atrae un gran número de visitantes del país vecino. Por Navidad, “entre el 70% y el 80% de turistas que circularon por aquí eran franceses”, detalla el presidente de la asociación de comerciantes Girona Centre Eix Comercial, Josep Maria Noguer, que agrupa la mayor parte de las tiendas de la ciudad.

Los negocios de esta zona (alcanza todo el centro de Girona) y los del barrio antiguo son los que obtendrán un mayor beneficio con los visitantes que pueda acercar el AVE ya que “es por donde se mueven los turistas”, opina Coralí Cunyat. Sin embargo, la intención del Ayuntamiento es lograr generar movimiento en otras calles comerciales de la ciudad: “La estrategia del Gobierno municipal es crear más vinculación entre la zona centro y otros sectores que quedan más alejados. Pero no es un proyecto que se pueda ejecutar de hoy para mañana”.

La llegada del AVE es para Noguer un elemento de dinamización “muy importante turísticamente” por el circuito que crea entre las ciudades conectadas a través de la red de la alta velocidad. Y, comparte con el representante de los hosteleros, que “entre todos tenemos que hacer fuerza para potenciar” la ciudad.

El presidente de los hosteleros gerundenses confía que el tren de alta velocidad permita recuperar el flujo de turistas que, especialmente en los fines de semana, se ha perdido con la eliminación del vuelo de Girona a Madrid el pasado octubre. Además, el tren convencional “no ha dado resultado hasta ahora”.

Los hosteleros y el Consistorio ya han empezado a trabajar. Cunyat ha explicado que negocian con Renfe las promociones que pueden hacerse, como por ejemplo precios especiales para congresistas o paquetes turísticos que incluyan viaje, alojamiento y alguna actividad. La regidora lamenta la poca información facilitada por el Ministerio de Fomento sobre la llegada del AVE, hasta el punto que el Consistorio confirmó la fecha cuando se anunció en los medios de comunicación la semana pasada. “No hemos podido hacer una promoción previa” ni valorar el impacto económico que pueda suponer el tren para la ciudad”.

La Devesa o Santa Eugènia son barrios en que el Ayuntamiento trabaja. Pero el que merece una atención especial es el de Sant Narcís, que ha sufrido las obras del AVE desde agosto de 2008, y que aún no han finalizado. La vicepresidenta de una de las dos asociaciones comerciales del barrio (Comerciants i Petits Empresaris de Sant Narcís-sector Dominiques), Esther Arnau, exige un plan de dinamización económica propio y un plan de barrios después de padecer los trabajos durante más de cuatro años.