Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las denuncias por juego ilegal aumentaron un 38% en 2012

La Unidad de Policía Adscrita a la Junta levanta 2.503 actas

Un cliente juega con una máquina tragaperras en un bar. Ampliar foto
Un cliente juega con una máquina tragaperras en un bar.

La afición al juego no se ve afectada por la crisis. Pero sí se alteran los modos en los que se juega. Y ese cambio de hábitos puede estar tras el gran aumento registrado en las intervenciones contra el juego ilegal en Andalucía durante el año pasado.

La Unidad de Policía Adscrita a la Junta levantó 2.503 actas de denuncia por juego ilegal en Andalucía durante 2012, tras haber realizado un total de 4.645 inspecciones. Estas cifras suponen un incremento del 38% en el número de denuncias con respecto al 2011, año en que se interpusieron 1.813 actas. La policía inspeccionó durante el pasado año un total de 9.598 máquinas del tipo A, B y C —conocidas como tragaperras—, una labor inspectora que ha registrado un incremento del 29,3% con respecto al 2011.

Esas inspecciones han concluido con la denuncia de 357 máquinas que se encontraban en una situación irregular, lo que supone un aumento del 36% en relación con las 262 máquinas que fueron denunciadas en el 2011. Además, en el balance de intervenciones contra el juego ilegal en Andalucía destacan, por un lado, los 31.649 boletos intervenidos de loterías ilegales, actuación que ha crecido un 47,7% respecto a 2011, y, por otro, los 130.220 cartones de bingos ilegales requisados, cuya distribución se ha duplicado, con un porcentaje del 107 % más.

La lucha contra el juego fraudulento incluye también las llamadas timbas o partidas de cartas y otros juegos de mesa con apuestas ilegales, actuaciones que durante el año pasado se han saldado con el decomiso de 41.537 euros, 33.341 más que en 2011.

La intervención de la Unidad Adscrita de la Policía ha permitido, asimismo, decomisar 107 entradas puestas de forma ilegal a la reventa para la asistencia a corridas de toros, un 114% más que las requisadas el año anterior. Entre las últimas intervenciones realizadas contra el juego ilegal por la Policía adscrita a la Junta destaca la desarticulación de dos establecimientos en la Costa del Sol en los que se celebraban partidas clandestinas de póquer. En un establecimiento de Marbella, los agentes intervinieron 31.768 euros, la cantidad más alta confiscada hasta ahora en una operación de estas características en Andalucía. Además, se incautaron de 964 fichas de póquer, ordenadores y documentación.