Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protestas por las preferentes causan el cierre indefinido de una sucursal

Novagalicia avisa que rechazará los arbitrajes "que pretendan su resolución mediante amenazas o coacciones a clientes o empleados"

La oficina principal de Novagalicia en Moaña permanecerá cerrada “con carácter indefinido” desde hoy, según anunció ayer el banco. La razón dada es “la imposibilidad de garantizar la prestación del servicio y la seguridad de sus clientes y empleados” ante la protesta continuada en el recinto de afectados por las participaciones preferentes, que llevan encerrados desde diciembre. La entidad alega que la decisión responde a “la escalada de protestas habidas en la oficina, incluidas amenazas y coacciones por parte de algunos de los clientes titulares de productos híbridos” y avisa de que rechazará “todas las solicitudes que pretendan su resolución mediante amenazas o coacciones a sus clientes o empleados”, en referencia a los arbitrajes.

Una de las portavoces de los afectados, Marisa Pazos, niega que la asociación de clientes estafados amenace a nadie. “Como plataforma no hacemos nada. Lo que cada uno hable con el director en su despacho, no lo sé”. También recuerda que esta no es la primera vez que las protestas provocan el cierre de la sucursal. “Hace unos meses también pasó unas semanas cerrada. Pusieron un bus a Cangas para los clientes”. Y añade: “Supongo que entenderán que no les compensa, pero a los que se encierran viene la Guardia Civil a tomarle los nombres todos los días”.

En Moaña el enfado de los afectados se enfocó más hacia la entidad financiera que hacia los políticos, para alivio del alcalde José Fervenza (PP), que incluso llevó pasteles a los afectados. “Esto es como un campamento. Celebramos allí la Nochebuena y el fin de año. El desprestigio es absoluto”, relata Pazos.

Después de que el ritmo de tramitación de los arbitrajes del banco y Consumo bajase drásticamente pasadas las elecciones, las muestras de descontento se intensificaron, y más aún tras el anuncio de que se impondrán quitas de hasta el 40%. Novagalicia dice que sigue revisando solicitudes de arbitraje. “Desde julio de 2012 se han devuelto 210 millones a los casos más claros de mala comercialización y se está procediendo a una segunda revisión de las reclamaciones menos claras”, sostiene el comunicado. Ayer en A Coruña las protestas de afectados provocaron el cierre de una sucursal durante parte de la mañana, y en Ferrolterra, se prolongará una huelga de hambre rotatoria hasta el 7 de enero.