El pasillo del Madrid Arena se convirtió en “un auténtico túnel”, según los abogados

Los letrados ven “sospechoso” que no funcionara la cámara de vigilancia de este vomitorio El juez citará a nuevos testigos para mediados del mes de enero

Pasada la una de la tarde ha terminado una nueva inspección ocular del Madrid Arena por parte del juez que instruye el caso al que han acompañado la fiscal y los abogados de las partes personadas, además de responsables de la empresa Seguriber y de Kontrol 34. Los letrados han explicado a la salida que el pasillo en el que se produjo la tragedia en la murieron cinco jóvenes el pasado 1 de noviembre se convirtió en “un auténtico túnel”. Carecía de las medidas suficientes para acoger a tantas personas.

Según los abogados, el túnel ha sido medido con un metro láser, que ha arrojado que tiene una anchura de 3,07 metros por 12 de largo, lo que le hace muy estrecho para que entraran muchas personas. A eso se une que de las nueve salidas de la pista, solo tres estaban disponibles. Las demás habían sido ocupadas por el escenario y los camerinos. “Si pretendían desalojar por ahí a más de 10.000 personas, era absolutamente inviable”, ha destacado el letrado Abdón Núñez.

A las partes también les ha llamado la atención que de todas las cámaras de seguridad con que contaban los vomitorios, la única que no funcionara era la del pasillo en el que se produjo la tragedia. “Curiosamente funcionan todas, menos esa, que es la que interesa. Desde luego resulta de una sospecha razonable, que esperemos que se deba solo a fruto de la casualidad. Eso sí, que de las tres salidas la única que no funcionaba era esa”, ha añadió Felipe Moreno, otro de los abogados de la causa. Luego han aclarado que en el recinto sí había otras cámaras que eran solo carcasas o que no grababan.

Más información
Los abogados de las víctimas ven “inadmisible” que se hiciera la fiesta
El recuento de las urnas fija en 16.791 las entradas para la fiesta del Madrid Arena
Ana Botella permite llenar otro pabellón pese a su inseguridad
Fotogalería: Una fiesta que acabó en tragedia
Leganés clausura La Cubierta antes de la fiesta del empresario del Madrid Arena

Durante el recorrido también han podido comprobar que la enfermería estaba situada a 150 metros del lugar del accidente. Se trataba, según la han descrito, de un salón cerrado situado en el sótano que carecía de las mínimas medidas de salubridad y sin ventilación, en el que solo había camillas. Algunas partes han pedido a la salida que se impute a Simón Viñals, que supuestamente no podía trabajar como médico al estar jubilado. “La otra vez que vinimos nos dijeron que la enfermería estaba en una sala y al final resulta que era el ropero, que no tenía nada que ver con el sitio real de la enfermería”, ha concluido Núñez.

Las partes han anunciado que el juez tomará nuevas declaraciones los días 15, 16, 21, 22 y 23 de enero. A lo largo de esta semana se sabrán los horarios y las personas que deberán acudir. También se conocerá si lo hacen como testigos o como imputados.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En la visita, que ha durado unas tres horas, la policía ha informado al juez y a los abogados que las grabaciones de las cámaras de videovigilancia fueron retiradas de los servidores, que estaban instalados en el cuarto de incendios y de las instalaciones eléctricas. Mientras, el visionado se hacía en otra sala bastante alejada de este cuarto. “Si un vigilante hubiera estado viendo las cámaras, tendría que haber dado la alerta general de que estaban entrando miles de personas”, ha añadió Moreno.

La Policía Científica hará en los próximos días una exhibición de las imágenes más importantes de las cámaras de grabación en el salón de actos del los juzgados de plaza de Castilla para las partes en las que se podrán ver cómo ocurrió la tragedia. En el Madrid Arena había 127 cámaras que captaron ocho horas cada una, según fuentes policiales.

Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS