Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición en bloque carga contra el discurso de Mas

Los socialistas lo consideran "tramposo" y el PP dice que es "el telonero de Junqueras"

Los partidos de la oposición han descalificado esta tarde el discurso de investidura de Artur Mas, candidato a la presidencia de la Generalitat. El PSC ha definido la intervención del líder nacionalista de "tramposa" por haber iniciado un camino independentista y vincularlo al derecho a decidir de los catalanes. Por su parte, el PP ha dicho que Mas "se presentó a las elecciones como un Mesías y ha acabado siendo "el telonero" de Oriol Junqueras", el líder de ERC con el que ha pactado la investidura, mientras que Iniciativa-Esquerra Unida ha reprochado al candidato que no hiciera autocrítica ni aludiera al "revés" que recibió en las urnas el 25 de noviembre.

El portavoz socialista en la cámara, Maurici Lucena, considera que la intervención de Mas ha sido "débil" y "muy poco creíble" porque no ha concretado cómo piensa abordar los retos que tiene la sociedad catalana sin tener asegurada la mayoría parlamentaria suficiente. Lucena también ha afeado al líder de CiU que solo se refiriera a la crisis económica en la parte final de su discurso y lo centrara en el soberanismo. "Hemos visto a un Mas resignado", ha dicho Lucena, quien considera que es "poco serio" que el líder nacionalista anuncie ahora medidas que no ha aplicado en dos años.

Enric Millo, portavoz del PP, ha sido mucho más contundente, y ha afirmado que Mas "está incapacitado" para ser presidente. Los populares consideran que el discurso ha sido "aburrido, no ha ilusionado a nadie y basta ver la cara de funeral que hacía". El PP entiende que Mas está "incapacitado" para ser presidente porque reclamó a los catalanes una "mayoría excepcional" y lo que obtuvo fue un "batacazo excepcional".

Dolors Camats, de ICV-EUiA ha reprochado a Mas que no hiciera ninguna autocrítica y le ha recordado la "mala herencia" que recibe su gobierno fruto de los dos años anteriores. Para los ecosocialistas, Mas ha mostrado "valentía" en sus aspiraciones soberanistas pero no así para rectificar sus políticas de austeridad. Camats considera que Mas ha cruzado "todas las líneas rojas" de los recortes y le ha reprochado también que no aludiera a ningún caso de corrupción.

Por su parte, Jordi Turull, portavoz de CiU, ha negado las críticas de la oposición porque "no han entendido que hemos entrado en una nueva etapa". Turull ha elogiado a Mas porque "no esconde las dificultades, dice la verdad" y porque, a su entender "ha sido muy claro" al explicar la vía soberanista que ha iniciado Cataluña.

El portavoz de Ciutadans, Jordi Cañas, ha acusado a Mas de ceder ante la voluntad de Junqueras, hasta el punto de convertirse en “el candidato de Esquerra”. Cañas ha denunciado una “amnesia temporal” del presidente de CiU quien, a su parecer, ha olvidado los problemas de su gestión durante los dos últimos años. Además, ha vaticinado una legislatura breve, inestable y donde la división entre ciudadanos se haga cada vez más evidente. “Mas quiere pasar a la historia desde la épica, pero lo hará desde la comedia y conocido como Artur Mas, el breve”, ha ironizado.

Por último, desde la CUP han lamentado que el líder de Convergència haya omitido en su intervención el paquete de 4.000 millones de recortes que está previsto para el próximo año y que fue anunciado tras las elecciones. Su portavoz, Quim Arrufat, ha tildado la intervención de Mas de “promesas y mínimos incumplidos” y le ha reprochado que desoyese la voz “del pueblo real”, de los parados y los desahuciados.