Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ICV rechaza que CiU y ERC utilicen como “moneda de cambio” el derecho a decidir

Dolors Camats pide “un acuerdo nacional” para pactar la fecha y la pregunta del referéndum

Dos semanas después de las elecciones del 25-N, Convergència i Unió (CiU) y Esquerra (ERC) siguen negociando para garantizar la estabilidad de Artur Mas al frente de la Generalitat durante la próxima legislatura. Ante el temor de que los republicanos apoyen las políticas de austeridad de CiU a cambio de un referéndum independentista, la número 2 de Iniciativa per Catalunya (ICV), Dolors Camats, ha recordado este lunes que el derecho a decidir “se lo ha ganado el pueblo catalán” y que no debe convertirse en “una moneda de cambio para formar gobierno”.

Los ecosocialistas, que también defienden el derecho a decidir, han solicitado “un acuerdo nacional” entre las fuerzas políticas y la sociedad catalana para pactar el método, el calendario y la pregunta del posible referéndum secesionista. Según Camats, solo a través del consenso de todas las fuerzas a favor de la autodeterminación se podrá legitimar este proceso. “O es un proceso transversal o no podrá serlo”, ha dicho.

El líder de Iniciativa, Joan Herrera, ha reiterado esta misma idea en unas declaraciones a Catalunya Ràdio este lunes. Para el dirigente político, la convocatoria de un referéndum debe contar con el apoyo de la mayoría de los partidos del hemiciclo, puesto que “no se trata del derecho de un presidente, ni de un partido, ni de dos fuerzas, sino del conjunto del Parlament”. Herrera también ha subrayado que un pacto exclusivo entre CiU y ERC sería “un error” porque degradaría el proceso y no ayudaría a “reorientar la política económica”.