Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Vic abandona Unió por el antisoberanismo de Duran

Vila d’Abadal lideraba el sector crítico de la formación democristiana

Josep Maria Vila d'Abadal, alcalde de Vic
Josep Maria Vila d'Abadal, alcalde de Vic

El alcalde de Vic y exponente del sector independentista de Unió Democràtica, Josep Maria Vila d’Abadal, anunció este lunes que deja el partido después que el líder de la formación, Josep Antoni Duran i Lleida, se alejara del proyecto soberanista de Convergència.

Vila d’Abadal, impulsor de la Asociación de Municipios para la Independencia, justificó su renuncia porque, afirmó, “es momento de hacer piña alrededor de Artur Mas y del nuevo Gobierno que se ha de formar”. El edil, que se enfrentó a Duran en el último congreso de Unió y solo cosechó el apoyo del 19% de la militancia, denunció el “déficit democrático” de la formación en la que militaba. “Duran no ha escuchado al pueblo de Cataluña”, apostilló.

Vila d’Abadal rompe el carné de Unió pero no tiene intención de abandonar su cargo al frente de la alcaldía de Vic, en el que pretende continuar como independiente de CiU hasta terminar el mandato. Para ello dice contar con el apoyo del gobierno municipal, formado por CiU y ERC. Alega que "en el municipalismo valen más las personas que los proyectos políticos y que el que se pone delante es quién se la juega". El también edil y presidente comarcal de UDC, Xavier Farrés, seguirá los pasos de Vila d'Abadal y dejará el partido dejando Unió con un solo representante en el consistorio vicense, Josep Arimany. La capital de Osona es la principal alcaldía que tiene en estos momentos el partido de Duran.

Unió denunció en un comunicado que la marcha de Vila d’Abadal no se justificaba en las discrepancias de Duran sino en su “afán de protagonismo” y en “no haber aceptado” su derrota en el congreso del partido.

El alcalde de Vic reiteró en un par de ocasiones durante la rueda de prensa que no piensa llamar a la puerta ni de CDC ni de Esquerra, partido con el que ya se le intento vincular justo antes del 25-N. No como mínimo hasta las próximas elecciones municipales. Para entonces -quedan más de dos años- dice que será libre de decidir. Mientras quiere concentrarse en el proyecto de Vic y en trabajar para una Cataluña independiente al frente del AMI.

Con Vila d'Abadal desaparece en Unió cualquier resto de sector crítico. Los dirigentes que antaño recelaban de Duran o bien han aceptado la disciplina del líder con un puesto en la dirección (caso por ejemplo de Antoni Castellà, secretario de Universidades de la Generalitat), o bien han sido apartados. El propio Vila d'Abadal fue relegado en las listas de CiU para las elecciones del 25-N, tras librar una batalla en el congreso con Duran en la que cargó muy duramente contra el líder democristiano.

La falta de un corriente crítico que pugne con Duran ha motivado también la marcha de otros tres destacados militantes. Vicenç Pedret, Carles Puigdomènech y Joan Capdevila fueron los impulsores del colectivo 'El Matí”, que se enfrentó a Duran hasta 2008. Los tres mantenían la actividad en el partido y abandonan porque “ya no tiene sentido” el antisoberanismo de Duran, en palabras de Doménech. Los tres piden apoyar a Mas en su proceso soberanista, y se plantean pasar a militar a Convergència en un futuro.