Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pitos, aplausos y detenidos

Valerón fue aplaudido al ser sustituido, Llorente criticado y hubo incidentes antes del encuentro

No le faltó de nada, antes, durante y después al partido de San Mamés. Se repartieron los pitos, los aplausos y también, desgraciadamente, los incidentes entre supuestos aficionados que se las tienen juradas desde hace demasiadas temporadas.

 

Fue una tarde de recuerdos, especialmente. De entrada, con la presencia de la Orquesta Sinfónica de Bilbao (BOS), que celebró su 90 aniversario interpretando en San Mamés el himno del Athletic. Luego, en el descenso, nuevas piezas arrancaron un sentido aplauso del público que todavía disfrutaba de la ventaja de su equipo.

Para entonces no había arreciado la respuesta crítica de un sector muy identificado de la afición hacia Fernando Llorente. Paradójicamente, en plena refriega de los silbidos contra el jugador riojano llegó el tanto del Deportivo, que obligó a los críticos a recuperar los cánticos de apoyo al Athletic. El delantero, desacertado, no consiguió tomarse la revancha aunque dijo al final del partido que le habían hecho “más de un penalti” y que en su mirada de futuro solo está el Athletic.

Llorente ya nunca se llevará de San Mamés los ejemplares aplausos que la grada tributó a Valerón cuando fue relevado, posiblemente en su último partido en Bilbao. Fue el reconocimiento expreso con mucho público en pie a una trayectoria y a una forma de ser.

Lo peor, los incidentes que ensucian el entorno del fútbol. La Ertzaintza ha detenido a un segundo joven por su participación en el enfrentamiento protagonizado entre hinchas del Athletic y del Deportivo horas antes del partido entre ambos equipos en San Mamés. Según el departamento vasco de Interior, los incidentes ocurrieron sobre las 14.30 horas en la zona centro de Bilbao. En un primer momento, los agentes arrestaron a un joven y, posteriormente, fue detenido el segundo. Ambos se encuentran en dependencias judiciales y no se ha facilitado su identidad. En los disturbios participaron medio centenar de exaltados y uno de ellos ha resultado herido de un botellazo en una ceja.