Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera: “Somos el proyecto antagónico al mesianismo de Mas”

"Queremos una Cataluña de 7’5 millones de identidades", dice el líder de Ciutadans

El diputado ha charlado esta mañana con los lectores

El candidato de Ciutadans (C's) a la Generalitat, Albert Rivera, en el Auditorio del Palau de Congressos de la Fira, en Barcelona.
El candidato de Ciutadans (C's) a la Generalitat, Albert Rivera, en el Auditorio del Palau de Congressos de la Fira, en Barcelona. EFE

El presidente de Ciutadans (C's), Albert Rivera, sabe que sus propuestas para regenerar la política catalana no le llevarán por un camino de rosas, pero, aun así, habla sin tapujos. En una charla con los lectores de EL PAÍS este viernes, dos días antes de la celebración de los comicios del 25-N, el político ha vuelto a desgranar su modelo de una Cataluña plural, pero vinculada al resto de España. “Somos el proyecto antagónico al mesianismo de Artur Mas; ellos quieren una sola identidad y un solo pueblo, y nosotros una Cataluña de 7’5 millones de identidades”, ha respondido a una de las preguntas de los lectores.

Empecinado en derrocar la partitocracia actual, Rivera considera que “no debemos conformarnos con la España estropeada que nos han dejado el PP y el PSOE”, sino que es necesario reformarla. Además, les acusa de no saber vertebrar el país –“con infraestructuras convenientes para todos, como el corredor del Mediterráneo o el AVE a Francia”- y ser cómplices del nacionalismo catalán.

El líder de Ciutadans es consciente del apoyo que recibe de otras partes de España e incluso un lector le ha preguntado cuándo tiene pensado presentarse a las elecciones generales. Rivera quiere ir paso a paso. “La prioridad es que Ciutadans consiga un grupo parlamentario propio en Cataluña”, dice, pero tampoco se cierra puertas: “Si ese crecimiento se produce como esperamos el 25-N, ya tendremos en cuenta si es posible construir una tercera vía ciudadana y democrática”, aclara.

Como no podía ser de otra manera, le han preguntado sobre el PSC. Uno de los beneficiados con su desplome es Ciutadans y Rivera lo sabe. Por ello, cierra las puertas a una posible alianza y declara, sin reparos, que “hay que sustituirles”. Es más, hasta se ha aventurado a lanzar un mensaje a su electorado: “En estas elecciones, muchos exvotantes socialistas nos votarán, porque estamos demostrando que un partido progresista puede y debe defender la unión, la igualdad, la catalanidad y la españolidad sin complejos”.