Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera desdeña el peso del PSC y pide el apoyo de sus votantes

"Los catalanes no merecemos que se confunda la corrupción con nosotros", dice el líder de C's

El presidente de Ciutadans (C's), Albert Rivera, presentó ayer durante el acto final de campaña y ante más de 800 personas, a su partido como el voto útil para el 25-N. "Quienes quieran cambiar las cosas que cojan la papeleta naranja y voten", dijo, en referencia a la marca de Ciutadans. De esta manera, respondió a las declaraciones de Sánchez-Camacho, que tildó de "inútil" el voto a los partidos sin recorrido fuera de Cataluña.

El dirigente antiindependentista denunció los escándalos de corrupción de Convergència y lamentó que estos se presentasen como un ataque a Cataluña: "Los catalanes no merecemos que se confunda la corrupción institucionalizada con nosotros".

Rivera también tuvo palabras para el Partit dels Socialistes (PSC), al que acusó de traicionar a sus ideales y a sus votantes. "Antes decía que era un partido importante para la gobernabilidad y la estabilidad de España, pero ahora rectifico", mantuvo. Además, remarcó la idea de C's como un partido de perfil bajo, pero con ilusión y ganas de regenerar la política catalana. "Somos pobres, pero dignos", declaró.

El número 2, Jordi Cañas, muy confiado en las posibilidades de C's para las elecciones, tampoco tuvo reparos en afirmar que "algunos ya tienen miedo cuando nos miran".