Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los restos óseos de Las Quemadillas seguirán custodiados hasta el juicio

El juez ordena a la plataforma de apoyo a las víctimas que se aleje de la familia Bretón

Los restos óseos de Las Quemadillas seguirán custodiados hasta el juicio

Los dos centenares de restos óseos encontrados en la finca de Las Quemadillas (Córdoba) y que presuntamente corresponden a los niños Ruth y José, no serán enterrados, como quería la madre. El juez que instruye el caso ha dictado un auto en el que ordena que las pruebas sigan custodiadas en la Audiencia de Córdoba hasta que se celebre el juicio contra José Bretón, padre de los pequeños y acusado de su doble asesinato de sus hijos, de seis y dos años. La progenitora, Ruth Ortiz, llegó a dar una rueda de prensa el viernes pasado exigiendo el permiso del magistrado para dar sepultura los restos.

En su escrito, el juez señala que no ha encontrado “razones jurídicas” que permitan autorizar el enterramiento. Una intención que, por otro lado, considera “algo que un humano sentimiento de comprensión y solidaridad nos llevaría a asumir sin ningún género de dudas”, informa Europa Press. Por otro lado, Rodríguez Lainz agrega, “el Derecho y las garantías procesales nos llevan en no pocas ocasiones a tener que tomar decisiones durísimas y especialmente dolorosas, tanto para el que ha de soportarlas como para quien ha de adoptarlas”. Y ésta, para él, es “sin duda una de las más dolorosas decisiones” que ha tomado en sus 21 años de ejercicio profesional, dice.

El juez está seguro de que esos huesos son los de Ruth y José, pero tiene en cuenta la línea de defensa trazada por José María Sánchez de Puerta, el abogado de Bretón, y que se fundamenta en “negar que se trate, bien de huesos humanos, bien de los huesos que fueron realmente encontrados en la hoguera”, además de en las sospecha “de graves y serios defectos en la cadena de custodia con trascendencia tal que pudiera afectar incluso a la validez de la prueba”.

Por ello, el juez tiene en cuenta la exigencia del Ministerio Fiscal en cuanto a la presencia de las piezas óseas para “su debida valoración en la vista oral”, pues no en vano “en él reside la carga de defender la total regularidad de la cadena de custodia” que se ha puesto en duda. Y, de paso, atiende la petición del abogado del acusado, que también busca la presencia de los huesos para dar forma a su línea de defensa.

Por otro lado, la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Córdoba ha dictado una orden de alejamiento de entre 50 y 100 metros de las casas de la familia Bretón contra los siete miembros de la Plataforma Ruth y José denunciados por amenazas, acoso, injurias y calumnias. La medida tiene carácter cautelar y se prolongará hasta que se celebre el juicio.

Desde que estalló el caso, este colectivo vecinal ha protagonizado diversas concentraciones, ha realizado pegadas de carteles y pintadas acusando a los padres, hermanos y al cuñado de Bretón de no colaborar con la justicia y la Policía.