Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los tres grupos políticos aprobarán el jueves el dictamen final sobre el fondo

La mención al Gobierno andaluz es clara, a pesar de que no responsabiliza ni al presidente José Antonio Griñán ni a su antecesor Manuel Chaves.

El próximo jueves día 22, los tres grupos se encerrarán a debatir para decidir si aprueban párrafo a párrafo el dictamen final de la comisión de investigación sobre los ERE. Será una jornada intensa, a pesar de que las cartas ya están marcadas y sobre la mesa. Los diputados expresarán sus quejas y modificaciones a la propuesta de la presidencia, aunque la gran mayoría de ellos serán aprobados con modificaciones puntuales, dado que IU y PP tienen mayoría en la comisión. Los tres diputados de la coalición de izquierdas serán los que menos trabajo tengan que realizar durante los tres días previos, dado que la ponencia síntesis coincide en gran parte con su propuesta.

El presidente de la comisión, Ignacio García, critica la “disposición perversa y arbitraria” de unos fondos consignados para “un buen fin” y critica que se incluyera en el mismo esquema de ayudas a las prejubilaciones, las ayudas a las empresas en crisis e incluso a Ayuntamientos. La mención al Gobierno andaluz es clara, a pesar de que no responsabiliza ni al presidente José Antonio Griñán ni a su antecesor Manuel Chaves. “Resulta difícil de explicar que ningún miembro del Gobierno se interesara alguna vez por la aplicación y efectos” de la partida 31L, o que no se detectara la concentración de ayudas en la comarca de la Sierra Norte de Sevilla.

Respecto a la primera cuestión, el ex director general de Trabajo Javier Guerrero ya dejó claro en entrevistas y durante su declaración judicial que diversos consejeros acudían a pedir ayudas para sus respectivas provincias, a modo de reinos de taifas que luchaban por los dineros públicos que concedía la Dirección General de Trabajo con total discrecionalidad. Otra historia son los efectos que causaba esto en la concesión administrativa y aplicación de la ley dada la discrecionalidad aplicada, y si esto fue debatido en el seno del Gobierno andaluz.

Sobre la segunda cuestión, Guerrero ya señaló a Viera como impulsor de las ayudas de la Sierra Norte: “Fue Viera el que promovió las ayudas y el que indicaba e insistía en que tenían que salir adelante”, declaró el principal imputado ante la Guardia Civil, que dio crédito a estas acusaciones. La semana pasada Viera respondió a las graves acusaciones: “Me parece fuera del orden jurídico que la Guardia Civil haga valoraciones de una persona aforada [como diputado a Cortes, Viera es aforado y su imputación la decidiría siempre el Tribunal Supremo]”.

Una de las incógnitas que se despejarán el jueves es si la comisión censurará finalmente el papel del ex interventor general Manuel Gómez después de los tres escritos que este ha dirigido a la comisión. Han sido tres alegatos de defensa con duros ataques contra los exconsejeros y la Junta por no atender a sus advertencias de graves irregularidades en la concesión de ayudas. Mientras que IU le ha censurado, el PP no lo condena y el PSOE lo critica, por lo que es más que posible que la crítica sea aprobada.