Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TEMPORAL

Cinco heridos por el derrumbe del techo de una vivienda en Oliva

Los precipitaciones alcanzan los 200 litros por metro cuadrado en varios puntos

Ayuntamientos de La Marina Alta ordenan la suspensión de las clases en 60 colegios

Rescatada una mujer atrapada en su vehículo en Moixent

Las fuertes lluvias que han caído desde el domingo en la Comunidad Valenciana han provocado este lunes, sobre las ocho de la mañana, el derrumbe del techo de una vivienda unifamiliar, situada en la carretera entre Oliva y Dénia.Cinco personas, entre ellas dos niños, han resultado heridas de diversa consideración, según han informado fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos y del CICU.

Los cinco heridos han sido trasladados en un primer momento al Centro de Salud de Oliva, desde donde han sido remitidos al Hospital de Gandia. Se trata de una mujer de 25 años, que presenta un traumatismo torácico y tiene pronóstico reservado; un joven de 21 con una policontusión, en estado grave funcional; otro joven de 29 años, con contusiones, en estado menos grave. Entre ellos, también se encuentran dos niños, que han resultado herido leves. Los tres adultos afectados han recibido el alta esta tarde.

Hasta el lugar de los hechos se han desplazado bomberos de los parques de Oliva y Gandia, así como un Sistema de Atención Médica Móvil de Urgencia (SAMU), un Soporte Vital Básico (SVB) y un Transporte No Asistido (TNA), así como médicos de Atención Primaria.

El frente de lluvias que ha afectado a la Comunidad Valenciana ha dejado registros de hasta 206 litros por metro cuadrado en algunos puntos en las últimas 24 horas, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). En Villalonga han caído 206 litros; 138, en Estubeny; 122, en Bellús; o 109 de Vallada,

En la provincia de Alicante destacan los 190 litros medidos en Adsubia-La Vall de Gallinera, 160 en Muro de Alcoi, 154 en Murla, 119 litros en Benejama, los 110 de Villena o los 86 de Confrides.

Fuentes del Centro de Coordinación de Emergencia han indicado que existen problemas de circulación por acumulación de agua en la carretera CV-81 entre los términos de Ontinyent y Bocairent, y en la CV-70 en el término de Benidorm por desprendimientos.

También ha quedado cerrado al tráfico marítimo el puerto de Gandia, mientras que colegios de varios municipios de la comarca de La Marina han suspendido las clases por lluvias.

Sobre las diez de la mañana, la Agencia Estatal de Meteorología ha rebajado el nivel rojo a nivel amarillo por lluvias en el litoral de Alicante y litoral sur de Valencia.

Las actividades docentes se han suspendido en sesenta centros educativos de diez municipios de la comarca alicantina de la Marina Alta por decisión de sus Ayuntamientos. Según fuentes de la Consejería de Educación, la medida afecta a centros docentes de todos los niveles de las localidades de Dénia, Jávea, El Verger, Els Poblets, Vall d'Ebo, Teulada-Moraira, El Poble Nou de Benitatxell, Benimelli, Beniarberg y Ondara.

Las mismas fuentes no han podido especificar, por el momento, el número de alumnos de esas poblaciones del norte de la provincia alicantina que se han quedado esta mañana sin clases.

Por otro lado, la Guardia Civil ha rescatado este lunes a una mujer que había quedado atrapada por el agua con su vehículo en una barranquera de la Partida La Bodega del término valenciano de Moixent. La mujer, vecina de esta localidad, se vio sorprendida por el agua cuando circulaba con su coche y fue arrastrada. El incidente tuvo lugar sobre las 9.00.

Los agentes, alertados por los gritos de la mujer, se personaron en el lugar y observaron que ésta se encontraba subida al techo del vehículo, que había quedado cubierto por el agua, generándose remolinos a su alrededor, con gran peligro.

Al ves esta situación, los agentes se introdujeron en el agua, ayudados por vecinos de la localidad que los sujetaban con cuerdas, y en contra de la corriente pudieron llegar hasta esta mujer, que estaba completamente atrapada. Una vez en este lugar, fue rescatada y se encuentra en buen estado de salud.