TRAGEDIA EN EL MADRID ARENA

Botella hace suya la gestión de su ‘numero dos’ de la crisis del Madrid Arena

La regidora respalda a su "portavoz y coordinador", el vicealcalde, Miguel Ángel Villanueva El Ayuntamiento explica que no subsanó las graves deficiencias detectadas en 2010 porque el pabellón cumplía la normativa en su fecha de construcción, en 2001. El presidente regional pide que "se depuren todas las responsabilidades hasta el final".

Botella, acompañada por Villanueva y De Guindos, el viernes.
Botella, acompañada por Villanueva y De Guindos, el viernes.EFE

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella (Partido Popular), ha aprovechado su discurso de esta mañana en el acto de presentación de la tercera fase de la Ciudad Deportiva del Real Madrid, en el barrio de Valdebebas, para respaldar y hacer suya la gestión de su número dos y vicealcalde, Miguel Ángel Villanueva, en la tragedia del pabellón Madrid Arena, como "portavoz y coordinador" del Gobierno municipal.

Botella ha reiterado sus condolencias a las familias de las víctimas, ha agradecido las muestras de solidaridad de ciudadanos e instituciones, y ha dado "las gracias a quienes, desde el jueves, están trabajando sin descanso para conocer cómo y por qué se produjeron los sucesos y tratar de que nunca más se repitan". La alcaldesa ha reconocido además "el trabajo de coordinación e información" de Villanueva, que "desde el primer momento ha ejercido con el máximo rigor y responsabilidad sus tareas de portavoz del Gobierno municipal".

El vicealcalde ha sido señalado por algunos medios de comunicación y por la organización ultraconservadora Manos Limpias después de que compareciera a la mañana siguiente de la fiesta de la noche de Ánimas en la que perdieron la vida cuatro adolescentes para asegurar que, según le habían comunicado los organizadores, no se había superado el aforo permitido. Testimonios posteriores de testigos y fuentes más o menos informadas aseguraron en los días posteriores que sí se habría superado el aforo máximo de 10.600 personas, pese a que los organizadores dijeron que sólo habían vendido 9.700 entradas vendidas.

Más información

Un informe del área municipal de Urbanismo, regido entonces por Pilar Martínez (ahora directora general de Arquitectura en el Ministerio de Fomento), señalaba en marzo de 2010 que el pabellón Madrid Arena sufría graves fallos de seguridad. El documento lo recibió la empresa municipal gestora del recinto, Madrid Espacios y Congresos, presidida entonces por el exconsejero regional de Economía Luis Blázquez. Entonces dependía directamente del área municipal de Obras, dirigida por la concejal Paz González. El alcalde era el ahora ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

Paz González, desde enero de 2012 concejal de Urbanismo con la nueva alcaldesa, Ana Botella, ha explicado hoy que el pabellón cumplía la normativa vigente en la fecha de su construcción (entró en funcionamiento en 2002), aunque no lo hiciera ya, debido a su endurecimiento posterior, cuando, en 2010, Madrid Espacios y Congresos pidió la licencia. No lo había pedido antes porque, según ha detallado, no le hacía falta. La pidió entonces porque planeaba privatizar el recinto, y el comprador interesado (que luego desistió) se la exigía. Urbanismo le denegó la licencia por los graves fallos de seguridad detectados, y la empresa municipal no volvió a pedirla.

El presidente del Gobierno regional, Ignacio González ha dicho esta mañana que, tal y como adelantó ayer EL PAÍS, la Comunidad no se sumará a la prohibición anunciada por Botella el viernes de macrofiestas y conciertos multitudinarios en recintos públicos. "Nosotros fiestas no autorizamos en las instalaciones, son conciertos o espectáculos organizados por empresas que en todo caso tienen que cumplir escrupulosamente la normativa vigente", ha explicado, según informa Europa Press.

La Comunidad gestiona la plaza de Las Ventas y el Palacio de los Deportes, donde la pasada Nochevieja de celebró una macrofiesta con más de 10.000 asistentes hasta bien entrada la mañana. "Si no se cumplen los requisitos, no podremos autorizar esos espectáculos, y si sí los cumplen, los seguiremos autorizando, cumpliendo todos los requerimientos de la ley", ha añadido.

La Comunidad permitirá también este año que se celebren macrofiestas de Nochevieja, aunque, según González, "se va a extremar el celo" para que los organizadores cumplan la normativa vigente. El Ayuntamiento ha abierto una comisión de investigación, a petición del líder municipal socialista, Jaime Lissavetzky, para determinar qué cambios legales habría que realizar para evitar tragedias como ésta.

"Hay que depurar responsabilidades hasta el final. Creo que hay que investigar claramente qué es lo que ha pasado, ver si se ha incumplido la normativa, la que sea de aplicación, y en ese caso, quién ha sido el responsable del incumplimiento, y depurar responsabilidades hasta el final porque desgraciadamente los hechos que se produjeron son muy lamentables", ha concluido hoy Ignacio González.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50