Esquerra hurga en las grietas de CiU para ser la segunda fuerza

Los republicanos quieren sacar rédito de las dudas que genera Duran

El candidato de ERC, Oriol Junqueras, durante la presentación del programa electoral en Barcelona.
El candidato de ERC, Oriol Junqueras, durante la presentación del programa electoral en Barcelona.Andreu Dalmau (Efe)

La campaña electoral de los partidos independentistas cuenta con un aliado en Convergència i Unió (CiU): el líder democristiano, Josep Antoni Duran Lleida. Las dudas que Duran genera en el discurso soberanista del candidato de CiU, Artur Mas, alejan a la federación de la mayoría absoluta y dan alas a Esquerra Republicana. Su candidato, Oriol Junqueras, quiere aprovecharlo para alcanzar su ambicioso objetivo para el 25-N: pasar de ser la quinta fuerza a la segunda, superando incluso al Partit dels Socialistes (PSC). Junqueras se esforzará en convencer a los electores independentistas de que solo ERC es “garantía” de que el proceso soberanista planteado por Mas siga adelante.

Por ello, el partido hurgará en las grietas de CiU: Junqueras ya aludió a los problemas internos de la federación el pasado sábado, recomendando a Mas que “si quiere el Estado propio se fíe de ERC y no de Duran”. Y volvió ayer, al presentar los ejes de su programa electoral, que, subrayó, defienden en ERC “todos y sin discordancias”.

El líder republicano recurrió a otro argumento recurrente, la obcecación de CiU en evitar la palabra independencia, un concepto más claro y breve, según Junqueras, que la “interdependencia” de la que habla el presidente de la Generalitat. “Nunca se ha hecho una consulta sobre interdependencias, hace falta que la gente nos entienda”, explicó.

Junqueras también atacará a Mas alertando de la posibilidad de que el presidente retrase la convocatoria de un referéndum. El republicano apuesta por celebrarlo en 2014, no solo por la trascendencia histórica de la fecha —se cumplirán 300 años de la caída de Cataluña en manos de las tropas borbónicas—, sino por la necesidad “urgente” de la votación.

El discurso soberanista ha relegado cualquier crítica a los recortes de la Generalitat: Junqueras necesita atacar a Mas, pero a la vez seguir con su mano tendida para que ERC sea el socio prioritario de CiU en la siguiente legislatura.

Solidaritat, contra los intereses privados

Solidaritat Catalana per la Independència presentó ayer su programa electoral, una hoja de ruta para que Cataluña sea independiente en 2014. Este, que intenta ser más ambicioso que el de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), apuesta por que el catalán sea la única lengua oficial de Cataluña y propone la supresión de los peajes y el fin de los recortes.

El candidato de SI, Alfons López Tena, quiso desmarcarse del resto de partidos y les acusó de estar al servicio de intereses económicos privados. "Queremos que en la Cataluña independiente no mande La Caixa, no mande La Vanguardia, no manden las 400 familias que, desde la restauración, después con Franco y ahora con la monarquía parlamentaria, hacen negocio vendiendo el pueblo de Cataluña", proclamó.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS