Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amigos de Katia piden entradas para demostrar exceso de aforo

Sostienen que "había más personas de las permitidas"

Piden a los asistentes que les envíen sus entradas

Amigos de Katia Esteban, en el cementerio Daganzo. Ampliar foto
Amigos de Katia Esteban, en el cementerio Daganzo.

Dos amigas de la hermana de Katia Esteban Casielles, una las tres jóvenes fallecidas en la macrofiesta de Haloween la noche del miércoles al jueves, han pedido a los asistentes a la fiesta celebrada en el Madrid Arena, que envíen el resguardo de la compra las entradas al correo tec_01@hotmail.com para demostrar que "en ese sitio había más personas de las permitidas".

La policía investiga si se cumplía el aforo de 10.600 personas permitido para el recinto, que tiene 30.000 metros cuadrados. El vicealcalde de Madrid, Miguel Ángel Villanueva, sostuvo ayer que "no había exceso de aforo" y detalló que se vendieron finalmente 9.650 entradas, pero la policía, tras ver las cámaras, sostiene que decenas y decenas de jóvenes entraron en tropel saltándose los tornos y entraron en tromba por el pasillo donde se produjo la avalancha. En un vídeo grabado esa noche, el DJ Steve Aoki, protagonista del momento cumbre de la fiesta, proclamó ante los asistentes que en el recinto había 15.000 personas.

Una de las entradas de la fiesta.
Una de las entradas de la fiesta.

En declaraciones a los medios, estas dos amigas de la hermana de la fallecida de Danganzo (Madrid), que han ejercido como portavoces de la familia, han exigido que se "haga justicia", que lo que ha pasado "no quede en un simple suceso más, porque se han roto a tres familias".

Estas chicas sostienen además que hubo más irregularidades, como que no cacheaban en la puerta ni pedían los bolsos y las mochilas para registrarlas, como cuentan muchos testigos. Estas jóvenes creen que si "lo hacen en un partido de fútbol" deberían hacerlo "en un sitio donde hay 20.000 personas encerradas". Además, han querido destacar que la falta de vigilancia en la entrada posibilitó que se pasaran objetos grandes.

"Una bengala no es un petardo o un pintalabios", han dicho en referencia a lo que se cree principal causa de la avalancha en la que murieron, aplastadas y asfixiadas, las tres chicas. La policía ha hallado hoy restos del lanzamiento de una bengala dentro del pasillo donde se produjo la estampida. "Dentro de la fiesta estaba toda la gente super pegada, no se podía respirar, había demasiada gente, el aforo no era legal", han remarcado.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram