Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Con estos presupuestos vamos a volver al pasado”

Los tres partidos de la oposición definen las cuentas de "bárbaras, injustas y suicidas"

Bárbaros, injustos, suicidas, sociales de boquilla… Los tres partidos de la oposición han coincidido en emplear toda una retahíla de adjetivos para referirse a los presupuestos que la Comunidad de Madrid presentará mañana para 2013. PSM, IU y UPyD han dibujado un escenario apocalíptico. De todo menos bonito. La realidad en sí ya es de por sí de lo más cruda, con miles de familia que no tienen ya ningún ingreso, desahuciados a mansalva o un 18% de los madrileños en el umbral de la pobreza.

“Van a ser una auténtica barbaridad, la consecuencia de los desastres de la política económica del PP. El sustituto de Esperanza Aguirre va a tener que recortar en un solo ejercicio casi tanto dinero como el que se ha recortado desde el inicio de la crisis”, ha observado el secretario general del PSM, Tomás Gómez, que se ha referido así a Ignacio González, sin citarle directamente. “Van a ser unos presupuestos brutales con una rebaja del gasto público de más de 2.500 millones, fruto en parte por esos mil millones que parecen tan difíciles de que lleguen del sistema de financiación”, ha intervenido Luis de Velasco. El portavoz de UPyD ha hecho hincapié de que las partidas destinadas a capítulos sociales se llevarán un buen tajo “cuando ya se han traspasado las líneas rojas”.

“Yo no conozco los presupuestos porque todavía no se han presentado, conocemos las líneas generales. Están condicionados por el cumplimiento del déficit, que baja del 1,5% al 0,7%, y de no subir los impuestos, pero evidentemente hay que hacer un ajuste importante en el gasto. Por eso en el Partido Popular apostamos por las reformas estructurales”, ha argumentado el portavoz del PP, Íñigo Henríquez de Luna.

“¿Y cómo van a hacerlo, cómo no van a tocar los servicios sociales si son más del 80% del presupuesto? La cantidad de imaginación del PP es para tenerla en cuenta. Montoro ya dijo de los presupuestos nacionales que era los más sociales de la historia. Yo ya no me cortaría, diría que los de Madrid para 2013 son también los mejores de la historia. Estos presupuestos nacen con casi 3.000 millones menos que los anteriores, en parte porque Aguirre apoyó con las dos manos el sistema de financiación y porque encima habrá desviaciones o facturas que hayan encontrado en algún cajón desviado. Van a traer más pobreza, desempleo y peores condiciones para madrileños. No hace falta ser un visionario”, ha criticado el portavoz de Izquierda Unida, Gregorio Gordo.

“Estos presupuestos son como volver al pasado. Los españoles, desde hace 35 años, estamos mirando al futuro, estábamos orgullosos de la construcción económica y social de este país, y el PP nos está volviendo al pasado. También en los derechos de las personas: en educación nos están remontando más allá de 1970, en sanidad más allá del consenso constitucional de una sanidad gratuita y universal… Nos devuelven al pasado, al pasado del que intentamos escapar los españoles”, ha preconizado Gómez, que ha sostenido que el modelo del Partido Popular consiste “en que pague el que usa, el que necesita, mientras que el de los socialistas es que pague el que tiene”. “El copago es la hoja de ruta y el camino del PP”, ha apostillado.

“Los recortes te permiten equilibrar el presupuesto, importante para tener credibilidad y obtener financiación en los mercados internacionales. ¿Cómo que no se pueden hacer reformas estructurales para que el gasto público sea más eficiente? Claro que hay más niños en las aulas que hace unos años, pero hay menos que en mi generación, que éramos más de 40 en clase… Hasta en el barracón mas inmundo, que en Madrid no los hay, el milagro educativo se produce si hay alumnos que quieren aprender y profesores que quieren enseñar”, ha referido De Luna, que frente a las críticas a la gestión del Gobierno ha pedido principalmente al PSM que aclare cuál sería la estrategia que seguiría.

El intercambio dialéctico se ha producido después de que el presidente de la Comunidad, Ignacio González, apuntase esta mañana que iba a acometer “reformas estructurales” y que lo que se toque “se tocará de manera inteligente”, lo que ha encendido las alertas y reproches de la oposición. “¿De manera inteligente para quién? Que el señor González no me haga caso a mí bueno, pero que no se lo haga al señor Montoro, que le dice que se aplique el impuesto de Patrimonio o que se compense con el impuesto de sucesiones…”, ha expuesto Gordo, que ha vuelto a pedir al Ejecutivo autonómico que recupere el modelo de fiscal de Alberto Ruiz Gallardón “del que Izquierda Unida no es sospechosa de tenerla en ningún altar”.

De esa manera, argumentan, la Comunidad podría haber recaudado 18.000 millones en la era Aguirre. “Cada vez que hablan de modificaciones estructurales, el PP insiste de forma suicida para la población en unas políticas que no dan resultado. Su obsesión por bajar el déficit hizo que el déficit se le disparase… Las mismas previsiones del ministro de Hacienda, el señor Montoro, hablan de un decrecimiento del 0,5% cuando otras previsiones hablan del -1,5%. Así iremos a un desempleo del 26-27%”, ha insistido Gordo.

“Si el 80% del presupuesto es para gasto de bienestar, la respuesta es evidente. Sanidad, educación y políticas sociales se tocarán. Así están acabando con el Estado de bienestar. Han creado el mantra de intentar sumergir a los españoles en una falta premisa: es una falsedad que se salga de la crisis recortando del Estado de bienestar. Se está lastrando la recuperación con estas políticas de austeridad… Es una injusticia y una torpeza”, ha cargado Gómez, para quien el Gobierno practica un “proteccionismo económico para favorecer al 3% a costa de las costillas del 97% de la población”. “En el PSM hablan de 2.000 millones en sucesiones y donaciones cuando el año que más se recaudó fueron 600 millones… Miren la reforma impositiva de Hollande, la impopularidad que le está generando”, ha pasado a la ofensiva De Luna.

“Nos esperan tiempos difíciles, estas políticas van a tener un efecto negativo en el empleo. El desempleo subirá si no se anima a la economía y solo se siguen políticas de recortes... La historia lo dice y lo sabe hasta mi nieta de nueve años”, ha concluido Velasco. UPyD propone, entre otras medidas, “rescatar debidamente reformado el impuesto de Patrimonio, lo que podría dar 500 millones y serviría para repartir las cargas de la crisis de una forma más justa”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información