Un túnel de 4,7 kilómetros para explotar la última mina de potasas

La galería pacificará el tráfico de camiones en Súria

La boca del túnel de extracción de la mina de Súria que se está construyendo.
La boca del túnel de extracción de la mina de Súria que se está construyendo.susanna sáez

El incesante paso de camiones volquete por el centro de Súria podría ser una cuestión del pasado en cuestión de dos años, el tiempo que tarde Iberpotash en tener listo el túnel que construye en la mina que explota en el municipio del Bages. La galería, de 4,7 kilómetros de largo, es comparable al túnel del Cadí, con la complejidad añadida de que en este caso se trata de una rampa que llegará a 900 metros de profundidad, con una inclinación de entre el 12% y el 20%.

La obra forma parte de un ambicioso plan inversor de 600 millones de euros para dar salida a las sales y potasas que la compañía, filial del grupo químico israelí ICL, prevé extraer de su mina de Cabanasses, en la que ha descubierto un filón para, al menos, los próximos 25 años. Hasta ahora, el material era trasladado en camiones desde los pozos hasta la planta de tratamiento. A partir de 2015 unas cintas transportarán directamente las sales de la que acabará siendo la última mina de potasas de España. La penúltima, en Sallent, estará agotada en 2014.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS