Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El corredor mediterráneo deja de ser prioritario para el Gobierno

El 'lobby' ferroviario asegura que el nuevo plan de infraestructuras del Gobierno no concreta la asignación presupuestaria ni el calendario

Joan Amorós, segundo por la derecha, en la sede del Colegio de Ingenieros Industriales.
Joan Amorós, segundo por la derecha, en la sede del Colegio de Ingenieros Industriales.

Joan Amorós, secretario general de Ferrmed, lobby que apoya la conexión mediterránea con los grandes corredores europeos de pasajeros y mercancías, ha concluido tras un análisis del plan de infraestructuras del Ministerio de Fomento, llamado Pitvi, que la mayor parte de las inversiones se destinan a la red de alta velocidad, "con un conjunto de líneas cuya rentabilidad parece más bien escasa", y no se sabe qué consignación presupuestaria se destina al Corredor Mediterráneo.

Ferrmed ha comparecido tras una reunión celebrada en Valencia en el Colegio de Ingenieros Industriales en la que han fijado posición sobre el millonario plan anunciado hace unas semanas por la ministra Ana Pastor. "El corredor se recoge en el mapa pero no se concreta ni la consignación presupuestaria ni calendarios", remachó Amorós. El representante del Colegio de Ingenieros, Francisco García Calvo, ha insistido en que con vaguedades como estas no animan a los empresarios a invertir para trasvasar sus mercancías al tren.

"Da la sensación de que las mercancías se quedan como pariente pobre", ha opinado el secretario general de Ferrmed. Esta organización, según su portavoz, ha constatado "un cierto sesgo hacia corredores no incluidos en el arco mediterráneo".

La organización se ha mostrado satisfecha con que el tercer carril, una solución provisional a falta del corredor mediterráneo, esté listo en 2016 hasta Alicante, pero han comentado que tiene que llegar más al sur. Y también han mostrado su escepticismo acerca de que por una misma vía al final puedan pasar los trenes de cercanías, los de media distancia, los de alta velocidad, las mercancías, a lo que hay que unir los trabajos de mantenimiento de la vía. "Eso es imposible", ha precisado García Calvo.

Fue la consejera de Infraestructuras, Isabel Bonig, la que ha sugerido que los trenes de alta velocidad entre Valencia y Castellón podrían circular por el tercer carril si finalmente no hay presupuesto suficiente para acabar el corredor mediterráneo para pasajeros como estaba previsto en un principio.