Ocho de cada diez empleos perdidos en Andalucía los ocupaban jóvenes

2.300 jóvenes andaluces emigraron en los últimos seis meses en busca de trabajo El perfil: mujer de 30 años y con titulación superior

El informe Juventud andaluza y mercado de trabajo, elaborado por las Secretarías de Juventud y de Empleo de Comisiones Obreras de Andalucía, afirma que ocho de cada diez andaluces que perdieron su empleo desde el inicio de la crisis es una persona joven, de entre 16 y 35 años. O lo que es lo mismo, el 80% del empleo destruido por la crisis económica en la comunidad estaba desempeñado por personas menores de 35 años. Además, el informe pone de manifiesto que los jóvenes andaluces empiezan a ser “especies en vía de extinción o destierro”. 94.000 jóvenes perdieron su empleo en el último año y, más de 2.300 jóvenes emigraron desde Andalucía en busca de trabajo y oportunidades en los últimos seis meses.

Según los datos recogidos por Comisiones Obreras, la tasa de paro de las personas con menos de 35 años alcanza el 42,2% en Andalucía, disparándose hasta el 60% entre quienes tienen entre 20 y 25 años y se eleva al 76% entre quienes no alcanzan los 20 años. El informe señala que el ritmo de pérdida de empleo joven es del 10%, mientras que la media del resto de la población ronda el 2%. La tasa de paro se dispara a medida que disminuye la edad hasta situarse en el 42% en los menores de 45 años. Los jóvenes han pasado de ser el 42% de la población andaluza ocupada en 2008 al 32,1% en 2012.

En Andalucía hay 623.600 jóvenes parados y aumentan a un ritmo del 7,4%

En la actualidad en Andalucía hay 623.600 jóvenes parados y esta cifra continúa aumentando a un ritmo del 7,4% por año, según los datos del primer semestre de 2012. Las cifras de paro en las personas mayores de 35 años ascienden en las mismas fechas a 739.300 personas.

En Andalucía viven 3.622.474 personas de menos de 35 años, un 43% de la población total de la comunidad. Este número de potenciales trabajadores supone el 40% de la población en edad de trabajar si se considera esta de entre 15 y 65 años. El informe destaca que la tasa de actividad de los menores de 20 años bajó 15 puntos, del 35% al 20%, de 2008 a 2012. Este dato, según el informe de Comisiones, se explica por la prolongación de los estudios por parte de los jóvenes o el regreso a las aulas de muchos despedidos

La tasa de actividad de los menores de 20 años bajo 15 puntos de 2008 a 2012
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por otro lado, si atendemos a las causas de inactividad de la juventud de 16 a 20 años, el estudio informa que hoy día un 75% de estos jóvenes andaluces se dedica a los estudios (en 2005 solo era de un 60%), un 4% a las labores del hogar, y un 2,7% muestra inactividad por otras causas. En el tramo de edad de 25 a 35 años, la tendencia es contraria, existe un leve aumento en la tasa de actividad, provocado fundamentalmente por la incorporación de la mujer joven al mercado de trabajo, afirma Comisiones.

En cuanto a la seguridad en el empleo, el informe revela que da lo mismo, o casi lo mismo, tener contrato indefinido o temporal por cuanto la destrucción de empleo asalariado afecta de forma muy similar a ambos tipos de contratados. Es por ello que los menores de 35 años tengan una tasa de temporalidad que ronda el 48%, mientras que los menores de 20 años llegan a elevar esa tasa hasta el 92%.

Se pone de manifiesto en el estudio que los contratos temporales crecieron exponencialmente durante la etapa de boom económico hasta alcanzar una tasa de temporalidad superior al 60% entre los menores de 35 años en 2006. La crisis comenzó a destruir este empleo temporal en mayor medida hasta 2010, pero a partir de entonces la destrucción de contratos es similar para los jóvenes, ya sean temporales o indefinidos.

Respecto a la decisión de muchos jóvenes de emigrar en busca de empleo, los datos de Comisiones Obreras afirman que el perfil medio de este joven que sale de Andalucía y de España a buscar trabajo es "una mujer joven, de alrededor de 30 años, con educación de nivel superior".

Ante esta situación de extrema gravedad, Francisco Carbonero, secretario general de Comisiones Obreras de Andalucía, ha afirmado: “Un país que presta tan poca atención a su mayor riqueza, el capital humano joven y su cualificación, es un país que tiene un mal futuro”. Carbonero reclamó ayer un cambio en las políticas “fracasadas” de empleo, y añadió que los Presupuestos Generales del Estado son el instrumento para cambiar esa política, si bien agregó que “todos los anuncios del Gobierno de Rajoy indican que empeorarán tremendamente”. Carbonero alertó a los jóvenes de la "política del miedo" ejercida desde el gobierno central para “mermar la capacidad de protesta de la juventud criminalizando su derecho a manifestarse y a la rebelión”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS