Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU mantiene a Crespo en la lista pese a los escándalos en Sanidad

Cinco exconsejeros socialistas no repetirán como diputados

La confección de las listas electorales no ha deparado sorpresas en Convergència i Unió (CiU): están prácticamente los mismos que en 2010, salvo algunas leves variaciones. Por estar, están hasta las personas que han protagonizado esta legislatura presuntos casos de corrupción. En el número cuatro por Girona, el mismo que hace dos años, está Xavier Crespo. El exalcalde de Lloret de Mar (Selva) ha sido uno de los protagonistas de la legislatura por el llamado caso Crespo.

La Sindicatura de Cuentas realizó una auditoría que denunciaba que Crespo y su mujer percibieron entre 2000 y 2005 más de 200.000 euros de forma irregular de la empresa Centres Mèdics Selva Maresme, entre ellos un sueldo opaco que compatibilizaba con sus emolumentos por ser alcalde. La Sindicatura guardó en 2006 el informe Crespo en un cajón, y el documento fue destapado por EL PAÍS esta legislatura. El diputado incluso estaba llamado a dar explicaciones ante la comisión de investigación parlamentaria que debía indagar en los escándalos de Sanidad. El avance electoral acabó con el recorrido de la comisión.

En el podio de la candidatura se sitúa el secretario general de Convergència, Oriol Pujol, número 3 por Barcelona. La Agencia Tributaria considera que el hombre de confianza de Artur Mas participó en una trama empresarial para amañar concursos de estaciones de ITV. En las listas de CiU también repite Ferran Falcó, imputado en el caso Adigsapor el presunto cobro de comisiones y a la espera de lo que decida el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Tanto Falcó como Pujol suben posiciones respecto a hace dos años, al tener más responsabilidad dentro de CDC.

En las listas de CiU destacan dos ausencias, por motivos bien distintos. El alcalde de Vic, Josep Maria Vila d’Abadal, cae de la candidatura tras enfrentarse por el liderazgo de Unió con Josep Antoni Duran Lleida. El portavoz del Gobierno, Francesc Homs, tampoco repite en la candidatura, pero en su caso renunció por “generosidad”, según el propio Mas, al querer dar cabida a otros miembros del partido.

De las listas socialistas se han caído, por motivos diversos, cinco exconsejeros. Joaquim Nadal ya anunció que no iba a repetir, mientras que Ernest Maragall y Montserrat Tura hicieron lo propio antes de que les negara un lugar en las candidaturas. La exconsejera Caterina Mieras sí vuelve a ser candidata, pero en el número 20 por Barcelona, con nulas posibilidades.

Higini Clotas, el único diputado que ha ocupado escaño las nueve legislaturas, tampoco volverá a hacerlo. Ni Manuela de Madre, exalcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, ni Joan Ferran, ambos con varios lustros también en el parque de la Ciutadella. Sus nombres se suman a los de Consol Prados y Judith Carreras, excluidas de las listas y adscritas al sector catalanista.

De la quema se ha salvado Miquel Iceta, una de las cabezas mejor amuebladas que tiene el PSC, así como Eva Granados, Rocío Martínez-Sampere, Jaume Collboni, Montserrat Capdevila, Jordi Terrades y el exministro Celestino Corbacho, casi todos adscritos al llamado aparato del partido.

En Tarragona ha sido eliminado de las listas Josep Maria Sabaté, que fue el número tres hace dos años, lo mismo que le ha ocurrido en Girona a Esteve Pujol, adscrito al sector catalanista. La lista la lidera por primera vez Juli Fernández, alcalde de Palafrugell, impuesto por la dirección en detrimento de la exconsejera Marina Geli, la más votada por las bases y que ocupará el número dos.

La lista socialista de Lleida no tiene nada que ver con la de hace dos años, pues no repite ninguno de los tres diputados de entonces en aquellos puestos. Solo Mónica Lafuente ha pasado del tercero al cuarto puesto, mientras que el exconsejero Joaquim Llena y la profesora Agnés Pardell han sido sustituidos.

El contraste a la continuidad de CiU lo da Esquerra Republicana, con unas listas parcialmente renovadas. El profundo cambio en el partido se salda con la caída de pesos pesados como su líder parlamentario, Joan Puigcercós, y los jefes de filas en cada provincia: Sergi de los Ríos (Tarragona), Carme Capdevila (Girona) y Carmel Mòdol (Lleida). La transición ha sido relativamente tranquila, aunque con algún rifirrafe en Lleida y Tarragona. En Iniciativa, los cambios en el socio, Esquerra Unida i Alternativa, han provocado la caída de los dos diputados de esta formación: Jordi Miralles y Mercè Civit.