Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE de Jerez denuncia una “purga política” en el ERE municipal

Un listado indentifica la adscripción política de los trabajadores del Ayuntamiento

En el Ayuntamiento de Jerez existe un documento que clasifica por color político al personal laboral que se ha visto afectado por el primer Expediente de Regulación de Empleo (ERE) municipal. El listado de unas 300 páginas ha llegado a algunos dirigentes sindicales y al principal partido de la oposición, el PSOE, que ha hecho público el escrito y ha acusado a la alcaldesa de Jerez, María José García Pelayo (PP), de hacer una “purga política”.

 Según se lee en la parte superior de cada una de las páginas, el documento fue redactado en marzo de 2012, la fecha en la que el PP anunció la aprobación de despidos colectivos.

En la lista se recoge la identidad de cada trabajador, la fecha de alta, el puesto, la categoría, el departamento, el tipo de contrato, “el color político de entrada y el color de fase de alta”. En estas dos últimas casillas, el empleado se ve ligado a una de las siguientes tres opciones: PSOE, PP o Pacheco (alcalde de Jerez durante 24 años), en función del partido que liderara el gobierno en el momento de la contratación de cada trabajador municipal.

Los socialistas han rastreado la relación de nombres y, según afirman, procede del área de Recursos Humanos del Ayuntamiento. El portavoz del PSOE, Francisco Lebrero, habla de “un acto de inconstitucionalidad palmaria” y de una “escandalosa vulneración de los derechos de los trabajadores”.

Los socialistas ya habían denunciado meses atrás una “persecución política” en la selección del personal afectado por el ERE. Abordada por la prensa y sin tiempo para conocer la denuncia del PSOE, la alcaldesa negó la existencia del polémico listado y lo calificó de “ciencia ficción”. Afirmó que “no es el estilo del PP” y llegó a vincular al PSOE con la elaboración del documento.

La regidora aseguró que va a estudiar el caso para presentar una querella inmediata contra los socialistas. Horas después, el gobierno local emitió un comunicado en el que no negó la existencia del listado.

En el comunicado defiende “la transparencia en la gestión del PP” y se anuncia una querella contra Lebrero por acusar al gobierno de hacer “una purga política”, la misma acusación que han hecho todos los partidos de la oposición y los agentes sociales.