Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC de Torredembarra acusa al alcalde de adjudicar todos los proyectos “a dedo”

"Los concursos públicos se convocan cuando puerden llevarse a cabo", se defiende Daniel Masagué

Fachada principal del Ayuntamiento de Torredembarra.
Fachada principal del Ayuntamiento de Torredembarra.

El PSC de Torredembarra (Tarragonès) acusa al Ayuntamiento de la localidad, gobernado por CiU, el PP y un regidor independiente, de no convocar concursos públicos y otorgar a dedo todas las contrataciones del Consistorio. Según los socialistas, el alcalde, Daniel Masagué (CiU), hace caso omiso de los informes jurídicos del secretario municipal y lo puentea acudiendo a una consultoría externa que realiza informes “a medida”. Solo entre enero y mayo de este año, esta empresa externa ha facturado al Ayuntamiento de Torredembarra 88.438 euros. Desde finales de 2010, la cifra supera los 171.000 euros.

“Los concursos públicos se convocan cuando se pueden llevar a cabo”, argumenta el alcalde. Masagué afirma que todos los informes jurídicos externos están justificados. “En función de las diferentes opiniones, busco la mejor opción para cada caso, siempre hay visiones diferentes y abarcan ámbitos transversales”, se defiende el regidor.

En algunos casos, según se detalla en el desglose de las facturas, el Ayuntamiento paga estos informes externos en función del tiempo dedicado a redactarlos. En este escenario, un asesor puede llegar a facturar 180 euros por hora al Consistorio.

El PSC, con tres concejales en la oposición, sostiene que el último concurso público en Torredembarra se convocó en 2009 y que desde entonces todo se adjudica a dedo. “Cuando el secretario pone pegas o señala que algo es ilegal, encargan un informe jurídico externo para justificar sus acciones”, explica Enric Grangel, portavoz del PSC en el Ayuntamiento. En enero de este año, el Consistorio pagó 16.608 euros por informes a la consultora, en febrero se abonó la misma cantidad y en marzo la facturación ascendió a 19.387 euros. Entre abril y mayo, la cantidad que salió de las arcas municipales para pagar informes subió a 36.000 euros.

Para la oposición, no convocar nunca concursos públicos y adjudicarlo todo directamente, previo pago de informes externos que avalan las operaciones, “lleva al Ayuntamiento a situaciones al límite de la ley”. Los métodos empleados van desde prorrogar contratos a adjudicarlos por procedimiento de urgencia.

El PSC, que cifra la deuda de Torredembarra en unos 28 millones de euros

Uno de los casos más polémicos es el contrato de adjudicación de la limpieza viaria, fraguado en junio del 2011 por procedimiento de urgencia. El contrato fue de 270.000 euros y el alcalde se comprometió durante un pleno a convocar más adelante un concurso público. Sin embargo, la promesa no ha llegado a materializarse. “Se hizo para prevenir situaciones de insalubridad y con los mismos precios que hace cuatro años. La anterior empresa hizo huelga y quebró”, justifica Masagué.

Otro caso polémico recae en un aparcamiento municipal: en diciembre de 2010, el Ayuntamiento contrató a una empresa para su mantenimiento. El acuerdo tenía una duración de tres meses con unos honorarios totales de 34.000 euros. Tras pasar un año y medio, el Ayuntamiento todavía no ha convocado ningún concurso público y sigue encargándose del mantenimiento del aparcamiento la misma empresa, lo que le cuesta la mes 12.000 euros al Ayuntamiento. Aun así, el alcalde asegura que pronto crearán una empresa pública para reducir los costes.

El PSC, que cifra la deuda de Torredembarra en unos 28 millones de euros, también señala dos contratos de alquiler adjudicados a dedo. En uno de ellos, destinado a ubicar las entidades de Torredembarra, el alquiler asciende a 6.000 euros al mes y el local es un sótano “imposible de legalizar para estas actividades”. En cambio, Masagué sostiene que los alquileres “son con opción a compra y rentables”.

El Ayuntamiento sopesa contratar de manera estable las labores de los consultores privados.