Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manglano vuelve a tocar la batería

El exconsejero, en todas las quinielas para abandonar el cargo, deja su puesto aceptando “las normas del juego”

Caricatura de Pércival Manglano.
Caricatura de Pércival Manglano.

Percival Manglano (Londres, 1972), confiesa, tenía la batería muy abandonada. Ya no ensayaba nunca con su banda, Rebollo y los Reboyetes. Eso es porque hace 15 meses Esperanza Aguirre le nombró consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid. Un cargo que no le dejaba demasiado tiempo libre. Pero el pasado jueves Ignacio González, el nuevo presidente regional, le destituyó. Manglano y Regina Plañiol, de Presidencia, fueron las dos únicas caras eliminadas. “He aprendido mucho con González y siempre tuve un trato cordial. Es un hombre con mucho criterio que te ayuda mucho”, resume muy conciliador Manglano que, sin embargo, concede que él era un hombre de Esperanza Aguirre: “Fue ella quien me puso”. Y González quien le ha quitado.

“Había mucha gente esperando una oportunidad para quitárselo de en medio. Le consideraban un pipiolo”, deslizan fuentes del entorno del exconsejero. “Me llamó González, pero no me dio ninguna explicación. Que había algún ajuste y ya está”, resume Manglano la llamada de despedida. También recibió otra de la propia Aguirre para darle ánimos. “Son las reglas del juego. Yo ya sabía cuando me nombraron que igual que te llaman, te pueden relevar en cualquier momento”, zanja sobre su adiós.

El paso de Manglano como consejero ha tenido dos hitos: unos presupuestos muy restrictivos “en los que han aparecido cosas muy sorprendentes” y la carrera con Barcelona para hacerse con el complejo de casinos del magnate estadounidense Sheldon Adelson Las Vegas Sands. “Las cuentas las hemos dejado en orden y encarriladas”, se felicita Manglano. Sobre el proyecto del multimillonario neoyorquino admite que pasó “momentos muy duros en los que creía que se iba para Barcelona. Fue toda una experiencia negociar con gente como Adelson. Yo no tenía ni idea de esa clase de negocio, epro ha sido muy interesante. De todos modos quedan muchos detalles por cerrar en esa negociación”.

Hay una tercera cuestión de la que el exconsejero se siente orgulloso: la liberalización de los horarios de cierre comerciales en la Comunidad. “Yo soy un liberal convencido, como esperanza y me voy muy satisfecho de esta ley de liberalización”. En general, Manglano, dice, se marcha satisfecho: “El mundillo político ya lo conocía

Percival manglano

Percival Manglano nació en Londres en 1972, hijo del 23 barón de Terrateig, destinado en Inglaterra. Estudió en París y Estados Unidos. En Indonesia donde sintió la llamada de la política. Militante del PP desde 2000, cesó el pasado jueves como consejero de Economía de Madrid.

Manglano tiene un extenso currículum. No solo en España. Es licenciado en Historia por la Universidad de París I Panteón-Sorbona, licenciado en Estudios Europeos por el Instituto de Estudios Políticos de París y tiene un máster en Economía Internacional y Estudios del Sureste Asiático de la School of Advanced International Studies (SAIS), por la Universidad John Hopkins.

Una preparación que también ha sido criticada por algunos veteranos de su partido, que le veían como un joven “esnob”. Otro de los aspectos que le han criticado es su cercanía en als redes sociales y el tono, en ocasiones frívolo, con el que abordaba la actualidad. “Yo entiendo la política con naturalidad. Me gusta el contacto directo con los ciudadanos”. “Son comentarios que pueden parecer frívolos, pero que siempre tienen un trasfondo de ideas, de debate ideológico. Yo es que me creo de verdad los principios liberales”, insiste Manglano, ahí sí, con un punto reivindicativo sobre su actitud y quienes se la han reprochado.

La carrera de Manglano comenzó en la FAES en 2003. Escribió los discursos de Rajoy en la campaña de 2004. Después, recibió una llamada de Lucía Figar, actual consejera de Educación, y que por aquella época trabajaba a las órdenes de Eduardo Zaplana, portavoz popular en el Congreso. Manglano recibe el encargo de asesorarle en temas de exteriores y cooperación al desarrollo. En septiembre de 2005, cuando Figar es nombrada consejera de Inmigración en el Gabinete de Esperanza Aguirre, se acuerda de Manglano. Le nombra director general de Cooperación al Desarrollo.

Manglano aún no tiene claro su futuro. “Es posible que me marche al extranjero, pero aún no tengo decidido qué haré”. Por el momento y mientras aguarda alguna llamada, podrá reiniciar sus ensayos con la abandonada batería, tanto con Rebollo y los Reboyetes como con su otro grupo, un combo de jazz con el que toca en algunos eventos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram