Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajadores sociales darán el visto bueno a la sanidad para sin papeles

El Sergas mantiene el requisito de estar empadronado al menos seis meses para que una persona en situación irregular pueda acceder gratis a la atención médica

La acreditación de falta de recursos en el país de origen, uno de los peros que ONG y colectivos de inmigrantes encontraban al programa anunciado por la Xunta para atender en el sistema público de salud a personas en situación irregular, parece superado. Un informe de los trabajadores sociales de centros de salud, Ayuntamientos y organizaciones no gubernamentales podrá suplir la documentación sobre los recursos económicos del paciente si la “situación social” de este le impide certificar que carece de rentas con las que hace frente al pago de la factura. La iniciativa entra en vigor el próximo lunes. Tanto la información como los modelos de solicitud están disponibles en los centros de salud y además podrán descargarse en la página web del Sergas.

La inclusión en el Programa Galego de Protección Social de Saúde Pública, un remiendo del Sergas al real decreto que el pasado 1 de septiembre negó el derecho de los sin papeles a beneficiarse de la tarjeta sanitaria, exige que el inmigrante acredite 183 días de empadronamiento en España y que no puede financiar la atención médica ni existe ningún convenio entre España y el país de origen que asuma el pago. La propia conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, reconocía a finales de agosto al presentar el plan que algunos inmigrantes —se beneficiarán del programa unos 9.000— encontrarían dificultades para justificar su carencia de ingresos y prometió buscar una solución para estos casos. Los sin papeles podrán recurrir a los trabajadores sociales cuando tengan algún problema para hacerse con la documentación — la presentación del IRPF y un certificado de ingresos— y siempre y cuando cumplan el requisito de los seis meses de empadronamiento. Se exigirá, además, el libro de familia y el documento identificativo del solicitante. El Sergas no aclara de qué manera podrá acceder el trabajador social que atiende al inmigrante a la información sobre sus recursos económicos. Desde el 1 de septiembre, 1.854 personas sin cobertura fueron atendidos en actividad ordinaria en los centros médicos, según la Xunta.

La unidad territorial de la tarjeta sanitaria podrá iniciar el expediente de oficio cuando, por razones de salud, la persona no pueda hacerse cargos de los trámites para su inclusión en el programa.