Tui gasta más de un millón en dotaciones deportivas impracticables

Louzán acude al rescate del campo de fútbol de Caldelas con 235.983 euros

Pistas de atletismo abandonadas en el municipio de Tui.
Pistas de atletismo abandonadas en el municipio de Tui.

El alcalde de Tui, el popular Moisés Ches Rodríguez, rehusó ayer explicar el espinoso expediente sobre el campo de fútbol de Caldelas y anunció que continuará las obras pese a los informes negativos de la secretaría e intervención municipales, que aprecian en dicho expediente numerosas irregularidades potencialmente constitutivas de delitos de malversación de fondos públicos y fraccionamiento ilegal de contratos. “Esos informes no me coartan”, afirmó ayer Rodríguez antes de confirmar que la víspera, el jueves, había firmado compromisos de financiación por importe de 235.983 euros con la Diputación Provincial, que preside Rafael Louzán, y que será la que licitará la nueva obra, cuyo coste se eleva ya a 534.410 euros, mientras el campo de fútbol se encuentra inoperativo desde hace tres años. El Ayuntamiento tudense, en otra operación, ya gastó unos 725.000 euros en la pista de atletismo y otras dotaciones deportivas en A Macoca, que se encuentran totalmente abandonadas.

La oposición, singularmente los grupos nacionalista y socialista, consideraron ayer que los informes de secretaría e intervención en relación con el campo de fútbol de Caldelas de Tui son claros y contundentes y anunciaron su intención de llevar el expediente a “otras vías” que solo pueden ser las judiciales. “Están echados al monte”, comentó Laureano Alonso, portavoz del BNG, para añadir, como otro referente más, la negativa del gobierno que preside Ches Rodríguez a integrarse en la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística (APLU), que la oposición reclamó en el pleno de ayer ante la paralización de decenas de expedientes urbanísticos y de demandas vecinales a las que el Ayuntamiento no responde, dejando a sus promotores en la indefensión.

Los informes técnicos señalan posibles delitos de malversación

Respecto al campo de fútbol, de una primera financiación de la Secretaría Xeral para o Deporte en 2010, para la construcción de vestuarios y por importe de 57.998 euros, no consta ningún convenio, “desconociéndose si la obra fue llevada a cabo”, aunque consta su recepción por el Ayuntamiento, dice el informe del interventor municipal. Ese mismo año se gastaron 110.023 euros del Plan E en un proyecto paralelo de “mejora de las instalaciones”. Y en 2011, otros 130.405 euros para la “construcción del terreno de juego”. En el actual ejercicio se tramitó un anticipo de la Diputación por importe de 117.992 euros “para hacer frente a la aportación municipal de la obra Remodelación campo de fútbol”, que se proyecta con un presupuesto de 235.983 euros para ser licitado por la Diputación, que es lo que ahora se pone en marcha.

Los informes de la secretaría e intervención municipales, aparte de duplicidad de gastos para partidas idénticas, señalan el despropósito de que “en 2010 se mejore un campo de fútbol, en 2011 se construya uno nuevo y que en 2012 se diga, de nuevo, que el objeto del contrato —a licitar por la Diputación— es la construcción de un terreno de juego”. Pero el gobierno de Ches Rodríguez sigue adelante, entre otras cosas, por la fuerte contestación y presión que están encontrando en Caldelas de Tui y singularmente en el club de fútbol, por los trastornos que les ocasionan las obras —no pueden entrenar ni jugar, ni ingresar para el mantenimiento del club— desde hace tres años, por atender las promesas del anterior alcalde-promotor, Antonio Feliciano Fernández Rocha, suegro de hecho del actual regidor tudense.

La maleza devora las instalaciones de atletismo que se iban a homologar
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Al mismo tiempo, en 2010 el Ayuntamiento destinó 600.000 euros del Plan E para el acondicionamiento de la pista de atletismo, vestuarios y pabellón deportivo de A Macoca. Acabadas y recepcionadas las obras por el Ayuntamiento, la pista no se pudo homologar por estar mal peraltada. Hubo que realizar otras que, con el alumbrado y el cierre exterior, requirieron un gasto añadido de 125.000 euros.

A día de hoy, según denunció el BNG, la maleza invade las pistas, los vestuarios están totalmente deteriorados y carecen de agua corriente, la pista del pabellón alteró su estructura por la mala calidad de los materiales empleados y el abandono de las instalaciones es absoluto. Incluso han sido objeto de incursiones y robos. Tampoco nadie responde a si, como era el objetivo inicial, la pista ha sido homologada por la Federación Galega de Atletismo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS