Nueva ventana a la cultura

Tras siete meses de restauración, la antigua empresa de armas de Astra, en Gernika, abre sus puertas como Fábrica de Creación

Un grupo de asistentes a la presentación del edificio de la antigua fábrica de armas, en Gernika.
Un grupo de asistentes a la presentación del edificio de la antigua fábrica de armas, en Gernika.santos cirilo

La nueva Fábrica de la Creación de Astra es ya una realidad. El aspecto de esta antigua fábrica de armas de Gernika lucía descuidado las navidades pasadas, pero, desde ayer, y tras una inversión de un millón y medio de euros acometida por parte del Gobierno vasco, el proceso de rehabilitación del edificio se ha dado por concluido. Junto a ella, y para sorpresa de muchos, se sitúa un refugio antiaéreo construido en 1936 y en el que se cobijaron de los bombardeos durante la Guerra Civil tanto los trabajadores de las empresas de la zona como habitantes de Gernika que residían en las inmediaciones.

El actual inmueble que acoge la Fábrica de Creación de Cultura de Astra fue declarado Patrimonio Histórico. Y es que, además de que su diseño corriera en 1916 a cargo del prestigioso arquitecto Ricardo Bastida, en su interior se acabarían sucediendo diversas circunstancias que marcarían el porvenir de la historia del País Vasco.

El Gobierno vasco ha invertido 1.5 millones en la rehabilitación

Familias importantes de la época con relevantes empresas a su cargo, como la saga Gandarias, fueron los primeros socios fundadores de la empresa Talleres de Gernika, que desde la construcción del edificio, ocuparían el inmueble hasta 1968. A partir de ese año, el pabellón pasaría a manos de la sociedad Astra, Unceta y Cia, que continuaría dedicando casi exclusivamente su producción al abastecimiento de armas al ejército español. Finalmente, en 1998, el pabellón cerró sus puertas definitivamente.

Han transcurrido ya 14 años desde aquella fecha, y a día de hoy, tras la transformación aplicada, el inmueble acoge la primera Fábrica de Creación de Cultura de Euskadi. Durante los últimos siete meses se ha realizado un proceso de rehabilitación del edificio que ha incluido el refuerzo de su estructura. El suelo también se ha reforzado, y está previsto instalar nuevos acondicionamientos para futuras actividades que se vayan a realizar. Su fachada principal, muestra, además, un aspecto renovado. El artista inglés Lian Gillick ha realizado una exposición permanente en el edificio anexo al complejo situado en la fachada principal.

La fachada cuenta con una exposición permanente de Lain Gillick

Distribuidos en tres plantas, el nuevo centro cultural cuenta con una superficie superior a los 2.600 metros cuadrados. Inicialmente, las plantas que tendrán funcionalidad serán la planta baja y la primera, y el espacio se distribuirá por medio de unos telones corredizos, para “poder repartir el espacio según las necesidades de cada momento”. “El objetivo de esta nueva Fábrica de Creación de Gernika es convertirse en un laboratorio para que las agrupaciones socioculturales de la zona dispongan de un lugar de encuentro e intercambio de ideas”, explicaron sus coordinadores.

La idea de esta infraestructura cultural ya se ha desarrollado otros lugares de Europa como Berlin, Madrid o Barcelona, por lo que se espera que la de Gernika se convierta en un “referente mundial en este campo”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50