FESTVAL DE VITORIA

Algo más que sabrosas recetas

Los programas y los canales especializados de cocina demuestran en el Festival de Vitoria los cambios que está viviendo la televisión

Ribagorda, Elena Santonja, David de Jorge, Alberto Chicote y Julio Bienert, ayer por la mañana en Vitoria.
Ribagorda, Elena Santonja, David de Jorge, Alberto Chicote y Julio Bienert, ayer por la mañana en Vitoria.DAVID AGUILAR / EFE

La cocina televisiva mostró ayer en el seno del Festival de Televisión de Vitoria, Festval, dos caras de una misma moneda: la de la necesidad de contenidos de calidad trufados con fórmulas lo suficientemente novedosas para enganchar a los televidentes y la necesaria renovación del concepto de la televisión para acercarse a las nuevas formas de consumir productos audiovisuales en la sociedad.

Uno de los grandes innovadores en este campo, David de Jorge, participó en la mesa redonda en la que se sentaron Julio Bienert, de Canal Cocina, Alberto Chicote, de La Sexta; José Ribagorda, de Telecinco; y la excocinera Elena Santonja. Con su habitual desparpajo, el cocinero de ETB defendió programas como el suyo para evadirse, un argumento que Bienert también empleó. Este último aseguró que los programas de pucheros sirven para “quitarse el miedo a cocinar”.

Junto al soplo de aire fresco que supone el desenfado de De Jorge al frente de los pucheros, otros revisan por completo la idea de los tradicionales programas de cocina emulando formatos que ya se han convertido en grandes éxitos en países anglosajones. Es el caso del propio Chicote, que estrena en La Sexta esta temporada un programa con el que recorrerá España visitando restaurantes en dificultades. En esta entrega serán ocho los establecimientos hosteleros los que pasarán por el filtro de este chef.

Nuevos programas homenajean a chefs desconocidos o enseñan a gestionar restaurantes

Ribagorda, que ha acostumbrado a los televidentes al traje y al semblante serio de los informativos, dará el salto a los programas de entretenimiento esta temporada con una emisión que homenajeará a cocineros que, pese a no contar con flamantes estrellas Michelín, destacan por sus sabrosos platos.

Mientras estos mediáticos personajes charlaban sobre la cocina en la televisión del pasado, el presente y el futuro en el palacio Villasuso, a escasos metros, en el museo Artium, se desgranaban los detalles de la televisión del futuro, la interactiva, la que deja la pasividad del televidente a un lado para convertirlo en un agente activo. Uno de estos ejemplos fue precisamente el salto de lo analógico a lo digital de Canal Cocina, un canal de pago dedicado a los pucheros que ha dado un auténtico salto a las redes sociales y a los nuevos dispositivos móviles.

Olvidamos la idea de caja tonta porque está dejando de serlo, es inteligente”

La jornada técnica del Artium desgranó a lo largo de la mañana las nuevas tendencias a la hora de ver la televisión. Jesús Moreno, de Antena3, aseguró que “empezamos a olvidar el concepto de la caja tonta, está dejando de serlo, dejando de tener muy pocas posibilidades, es inteligente”. Con la apertura a la capacidad de decisión del usuario, en Vitoria se presentaron diversas alternativas.

Todo ello, con el debate de fondo en torno a la búsqueda de clientes en una sociedad que se ha acostumbrado a la televisión y a los productos audiovisuales gratis a través de Internet. Y con otra realidad importante “los usuarios quieren marcar el ritmo, cercano al hip hop, mientras que la industria baila un vals”, dijo Moreno.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50