Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las rebajas pasan desapercibidas

“El peor verano de la crisis”, según el dirigente del sector comercial Vicente Armengol.

Clientes en una zapatería de Valencia aprovechando las últimas horas de rebajas.
Clientes en una zapatería de Valencia aprovechando las últimas horas de rebajas.

Las rebajas ya no son lo que eran. Y además, nunca volverán a serlo. La dureza de la crisis ha hecho que las rebajas de este verano, que concluye hoy oficialmente, pasen desapercibidas, según aseguraba ayer Pedro Reig, presidente de la Covaco, la patronal autonómica del comercio. Pero, además, estas serán las últimas rebajas de verano colectivas, tal y como se han entendido tradicionalmente, tras aprobar el Gobierno un decreto ley que permite realizar rebajas durante todo el año.

“No se ha notado que eran rebajas”, enfatizaba Reig preguntado por el balance de este periodo y a falta de datos definitivos. El dirigente recordó que la crisis pero también la práctica de las grandes marcas de adelantarse a las rebajas con agresivas campañas de descuentos han golpeado en la línea de flotación de este periodo ansiado por las pymes.

“Unas rebajas atípicas”, agregó el presidente de Covaco. O “un verano terrible”, en palabras del presidente de la asociación Corazón de Alicante, Vicente Armengol. El comerciante explicaba cómo las expectativas iniciales, de mantener las ventas del año pasado o incluso de mejorarlas, se fueron desinflando a golpe de anuncios de nuevos recortes y en general de la creciente incertidumbre. El resultado: “Entre un 30% y un 35% menos de ventas” que el verano pasado. “El peor verano de la crisis”, opina Armengol.

Pero hasta en una mala campaña de ventas hay matices. Covaco explicaba ayer que en muchas zonas turísticas la campaña se ha salvado en cierta forma, sobre todo debido al turismo extranjero y, en menor medida, al español también. En las no turísticas, la cosa ha estado más cruda. Y por sectores, agregaba ayer la patronal del comercio, la moda infantil se ha comportado con mayor vitalidad que otros. También la venta de electrodomésticos ha aumentado un poco, sobre todo en las últimas semanas, comportamiento que Covaco atribuye a la anticipación ante la subida del IVA.

En julio las ventas cayeron un 7,4%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con los datos en la mano, el comercio exigió políticas de estímulo y más apoyo institucional para reactivar el consumo. Covaco recordó que la subida del IVA, a partir de hoy, agravará una caída del consumo que tilda de “insostenible”.