Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos dos menores por originar ocho fuegos en Roses

Los jóvenes perdieron una tarjeta de memoria de móvil con fotografías y vídeos de los incendios que provocaron

Imágenes de dos de los ocho incendios que dos menores, de 16 años, prendieron presuntamente en Roses tomadas por ellos mismos con el único objetivo de divertirse y entretenerse.
Imágenes de dos de los ocho incendios que dos menores, de 16 años, prendieron presuntamente en Roses tomadas por ellos mismos con el único objetivo de divertirse y entretenerse.

Dos menores de 16 años y vecinos de Roses (Alt Empordà, Girona) fueron detenidos este martes en su localidad por haber provocado, presuntamente, ocho incendios en el municipio. Los fuegos que les atribuyen los Mossos d’Esquadra afectaron a unos 9.000 metros cuadrados y se registraron entre el 21 de junio y el 24 de agosto. Clave en la investigación resultó el hallazgo de una tarjeta de memoria de un teléfono móvil con imágenes y vídeos en que aparecían los jóvenes encendiendo fuegos en zonas forestales. La operación no está cerrada, ya que los mossos investigan si los dos detenidos tienen vinculación con algún otro incendio. Los adolescentes, que no tienen antecedentes, deben ser citados próximamente por la Fiscalía de Menores de Girona para tomarles declaración.

A mediados de agosto, un hombre encontró en Mas Fumats una tarjeta de memoria de un móvil y la entregó a la policía. Los investigadores de los mossos visionaron lo que había en la tarjeta: según las fuentes policiales, imágenes y vídeos de cómo los jóvenes encendían fuegos (en uno de ellos se ve como prenden vegetación seca con trapos de papel) y luego se iban en ciclomotor; vídeos de los terrenos y árboles quemados, de las columnas de humo, además de filmarse andando por la tierra quemada; e imágenes de cómo hacían hogueras con hierbas secas en medio de un camino de tierra y luego saltaban las llamas. No consta que colgasen estas imágenes en las redes sociales.

Esa pista dio un vuelco a las pesquisas de la policía, que había centrado todos sus esfuerzos en aclarar qué había detrás de la sucesión de incendios que se habían desatado desde finales de junio en Roses y que, previsiblemente, habían sido intencionados. Debido al estado de los bosques y por el gran número de fuegos en la comarca (el más devastador fue el de La Jonquera que carbonizó 13.000 hectáreas), los agentes de Roses se habían marcado como prioridad dar con los pirómanos para atajar cuanto antes una situación que podía desembocar en una tragedia.

La investigación culminó este martes con la detención de los dos menores, a los que los mossos hacen responsables de ocho incendios en Roses este verano —el último hace apenas seis días— en la urbanización Mas Fumats, Mas Matas, Puig Rom y la carretera de las Arenes. Todos en franjas horarias distintas. En total, unos 9.000 metros cuadrados quemados de broza, viñedos, olivos y encinas. Algunos de los ocho incendios que les atribuye la policía se produjeron el 21 y 26 de junio, el 27 de julio (ese día fueron dos, uno que quemó 1.000 metros cuadrados y otro, 50) y, el último, el 24 de agosto, que se originó en un olivar en la carretera de las Arenes y quemó 25 metros cuadrados de matorral y una carroza de carnaval.

Sin embargo, esta cifra podría aumentar, ya que los Mossos d’Esquadra intentan averiguar si los dos jóvenes también tienen relación con un fuego del 24 de junio que quemó olivos y 200 balas de paja. El propietario del terreno denunció entonces daños por valor de 12.000 euros y el robo de gasóleo del tractor para prender el fuego. La policía sospecha que actuaban por “divertimento” y con el único objeto de entretenerse. Algo que recuerda al trágico incendio en Horta de Sant Joan de julio de 2009 en que los dos presuntos responsables tomaron imágenes con sus móviles posando con la columna de humo detrás y sonrientes. Ese fuego se cobró la vida de cinco bomberos.