Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cerro Muriano arde de nuevo

El fuego se produjo en el campo de tiro de la base militar y otro incendio también afectó al parque de la Sierra de Grazalema

Un policía observa el incendio de Cerro Muriano.
Un policía observa el incendio de Cerro Muriano.

El campo de tiro de la base militar de Cerro Muriano, en Córdoba, volvió a sufrir este martes un incendio que requirió la intervención de medios aéreos para sofocarlo. Los efectivos terrestres tienen prohibido el paso debido a la presencia de proyectiles sin estallar en los terrenos de maniobras de la base. Precisamente, son estas bombas las que, de forma casi periódica, causan incendios todos los veranos al hacer explosión cuando las temperaturas alcanzan sus cotas máximas. En Andalucía, se declararon ayer otros incendios, el más importante en el Parque Natural de la Sierra de Grazalema, que se estabilizó hacia las seis de la tarde.

El incendio de Cerro Muriano se declaró a las 15.35 del martes afectando a un área que el plan Infoca, de la Junta de Andalucía, no cifró. Debido a la imposibilidad de acceso de los medios terrestres, se desplegó un importante refuerzo aéreo que incluyó a dos aviones de carga en tierra, cuatro helicópteros y un hidroavión. Además, trabajaron cinco grupos de especialistas, dos vehículos contraincendios y cuatro agentes medioambientales. Los propios militares con destino en la base de Cerro Muriano intervinieron en las labores de extinción, movilizando a un pelotón entero de efectivos que apoyaron las labores en tierra.

Durante la noche un retén contraincendios y personal de tierra permanecerán en la superficie quemada para evitar posibles avivamientos de llamas. En julio de 2007, un fuego estuvo activo más de tres días en la zona del campo de tiro arrasando más de 4.000 hectáreas.

En Málaga, el incendio que se declaró por la mañana de ayer en el parque natural Sierra de Grazalema, entre los municipios de Cortes de la Frontera y Jimera de Líbar, se estabilizó hacia las 18.00, informa Efe. El fuego arrasó más de una treintena de hectáreas de monte bajo y parte de un encinar.

La alcaldesa de Jimera de Líbar, Mayte Domínguez, afirmó que el fuego tuvo su origen en una de las carreteras que pasan por el paraje. El siniestro se detectó a las 12.22, y fue necesaria la intervención de seis helicópteros del Infoca, dos aviones de carga en tierra y un avión de coordinación y vigilancia, además de 59 especialistas y dos vehículos autobomba.

También en Málaga, otros dos incendios, uno forestal y otro agrícola, afectaron desde la tarde a los municipios de Álora y Guaro.