El TSJ condena a Sanidad por la demora en un diagnóstico

La consejería deberá pagar a los herederos de la fallecida casi 40.000 euros por el retraso

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) ha condenado a la Consejería de Sanidad a pagar 39.315 euros por la demora en el diagnóstico de un tumor de riñón a una paciente que finalmente falleció. El tribunal ha estimado el recurso interpuesto por el marido y la hija de la fallecida contra un certificado dictado por el consejero de Sanidad. El fallo del alto tribunal fija la citada indemnización euros para los herederos de la víctima.

En el apartado de hechos probados, la sentencia recoge que la paciente, una mujer de 72 años, acudió el 29 de julio de 2005 al centro de salud de Dénia, donde se le diagnosticó infección del tracto urinario y hematuria (sangre en la orina). Allí no se le practicó ninguna otra exploración. En noviembre del mismo año, acudió al hospital de La Marina Alta de Dénia, donde se le diagnosticó nuevamente hematuria y se le remitió al servicio de Urología con carácter preferente.

Al mes siguiente, acudió de nuevo a Urgencias, donde se le practicó una radiografía simple de abdomen. Seguidamente fue atendida por su médico de atención primaria a finales de mes y a primeros de enero de 2006 por diferentes cuadros de sangre en la orina. A los días regresó a Urgencias y se hizo constar que estaba pendiente de una valoración por el servicio de Urología. Mientras tanto, la mujer acudió a un urólogo privado, quien tras practicarle un TAC abdominal le diagnosticó una tumoración del riñón izquierdo. En mayo de 2006, fue al urólogo de la sanidad pública e ingresó en el hospital durante 15 días. Allí se emitió un informe en el que se relataba que la paciente padecía de metástasis pulmonar múltiple. Fue remitida para valoración oncológica y finalmente falleció.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS