Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CUENTAS PÚBLICAS

Feijóo prevé otro recorte de casi 700 millones para el próximo año

El Presupuesto de la Xunta retrocederá a las cifras del último ejercicio de Fraga

La conselleira de Facenda, Elena Muñoz, y Feijóo, tras el Consello de la Xunta de ayer
La conselleira de Facenda, Elena Muñoz, y Feijóo, tras el Consello de la Xunta de ayer

La Xunta dispondrá en 2013 de un Presupuesto un 7,53% inferior al que aprobó el Parlamento de Galicia para el presente ejercicio. Con los límites de deuda y de déficit impuestos por el Consejo de Política Fiscal y Financiera, que reducen la capacidad de endeudamiento de Galicia a menos de la mitad, el Gobierno gallego aprobó ayer un límite de gasto para el próximo ejercicio de 8.481 millones de euros, 691 millones menos que los que figuran en los Presupuestos de 2012. El informe que acompaña la propuesta, que hoy mismo se someterá a votación en el Parlamento, se acompaña de un cuadro macroeconómico que prevé una caída del PIB del 0,4% y, pese a ello, una reducción de la tasa del paro de dos décimas.

Tras el Consello de la Xunta que aprobó el límite presupuestario de la comunidad autónoma para 2013, Alberto Núñez Feijóo ofreció ante los periodistas una versión suavizada del ajuste. El presidente gallego comparó el Presupuesto del año próximo no con el aprobado por la Cámara en diciembre de 2011, sino con el resultante de los ajustes realizados a lo largo del año, de 8.771 millones de euros. Con este cálculo, la caída presupuestaria se reduce a 290 millones de euros (-3,3%), aunque Feijóo fue más allá y aseguró que, en la práctica, y tras “los ajustes ya implantados” por las Administraciones autonómica y central, se limitará a un 1,1%.

La conselleira de Facenda, Elena Muñoz, justificó la comparación del techo de gasto con el presupuesto “ajustado”, en vez de con el aprobado por el Parlamento, para poder realizar una comparación en términos “homogéneos”. La Xunta presentó sus cuentas de 2012 condicionadas a las que aprobase el Gobierno de Rajoy, que se retrasaron hasta mayo. Pero en contra de lo anunciado, y pese a los 250 millones de euros de reducción de ingresos que supusieron, el Ejecutivo autonómico adaptó sus cuentas oficialmente “sin recortes”. El Gobierno gallego lo justificó apelando a medidas como la rebaja en el gasto de la función pública, el ahorro farmacéutico y el incremento del déficit previsto. Ayer, recurrió a esas mismas medidas para asegurar que los 690 millones de caída del gasto no pasarán en la práctica de unos 100 millones de euros.

No menos optimistas son algunas de las cifras que figuran en el informe de estrategia fiscal y financiera, que prevén que el PIB caiga en Galicia una décima menos que en el conjunto de España, con lo que sitúa el crecimiento gallego en un -0,4%. Tanto el FMI como servicios de estudios privados calculan que la economía española caerá más del doble que el 0,5% que prevé el Gobierno de Mariano Rajoy. Ya en 2012, la Xunta errará en 2,4 puntos sus previsiones de crecimiento, al pasar de 1,1% que figuran en los Presupuestos aún en vigor al -1,3% que prevé ahora el Gobierno gallego en el informe del techo de gasto.

Pese al consenso generalizado de que se requiere un crecimiento próximo al 2% anual para generar empleo, el informe de la Consellería de Facenda, que presentó Elena Muñoz, confía en rebajar la tasa de paro a un 20,1% dos décimas menos que en 2012 y 4,2 puntos por debajo de la calculada por el Gobierno central para todo el Estado. “El leve descenso de la ocupación y una caída del número de parados en el entorno de un punto harán que la población activa disminuya ligeramente (0,4% de descenso) y se alcance la referida tasa”, relata el documento.

Con todas estas cifras, Feijóo insistió en su tesis de que Galicia está menos mal que el resto de comunidades autónomas, gracias a que “se anticipó” en las medidas de austeridad, lo que le llevó a prometer que el gasto social del año próximo “se mantendrá” o sufrirá ajustes mínimos. Una vez aprobado hoy por el Parlamento el techo de gasto, las consellerías tendrán hasta octubre para cerrar el Presupuesto de la Xunta para 2013, con el objetivo, afirmó Feijóo, de “blindar el gasto social” y “mantener a la baja” el gasto corriente e improductivo. El presidente destacó que desde su llegada a la Xunta, los Presupuestos autonómicos se han reducido en torno a un 20%, hasta situarse a niveles del año 2005.

Facenda: “El reparto del déficit es discutible”

En la última reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera del martes, Galicia transitó del sí crítico a un sí a secas respecto al objetivo de déficit establecido para 2013. Alberto Núñez Feijóo descartó que el viraje se debiera a “razones políticas”, y lo justificó por el conocimiento de dos datos: las entregas a cuenta, que aumentan en 114 millones de euros, y la capacidad de endeudamiento para la comunidad autónoma, que asciende al 15,4% para 2013. “Esos dos datos se conocieron ayer y pasamos del sí crítico al sí”, zanjó el presidente de la Xunta. Con su voto afirmativo, la Xunta avaló la reducción del 1,1% previsto al 0,7% de déficit autonómico.

Hasta ahí las declaraciones, pero sobre el papel, el informe económico que acompaña el techo de gasto que hoy votará el Parlamento desliza una crítica al “discutible reparto” entre los diferentes niveles de la Administración de la prórroga de un año concedida a España para la reducción de su déficit. “Era de esperar una relajación de los ambiciosos objetivos presentados” en el programa de estabilidad 2012-2015, relata la Consellería de Facenda, para facilitar un “aterrizaje suave”. En el caso de Galicia, “especialmente”, ya que partía “con los deberes hechos en lo que corresponde al objetivo de estabilidad”.

El Consejo de Política Fiscal y Financiera del martes acordó repartir el objetivo del déficit en el mismo porcentaje entre todas las comunidades autónomas. De esta manera, Galicia y el resto de autonomías deberán ceñirse en 2013 a un déficit del 0,7%, para pasar al 0,1en 2014 y a un superávit del 0,2% en el año 2015.

Pero ni Feijóo ni la conselleira de Facenda, Elena Muñoz, hicieron referencia en su presentación pública del techo de gasto a las críticas que contiene el informe, y se ciñeron a relatar algunas de sus cifras. Muñoz explicó que el grueso de la capacidad de gasto de Galicia procede del sistema de financiación autonómica, por el que prevé lograr 6.194 millones de euros. Mediante el resto de recursos —tributos propios, fondos de la Unión Europea y transferencias finalistas del Estado—, se prevé ingresar otros 1.748 millones. A estos ingresos no financieros de 7.942 millones, habría que sumar los 407 millones de euros de la capacidad de endeudamiento y 132 millones más por ajustes en la contabilidad nacional, lo que daría lugar a los 8.481 millones a los que asciende el techo de gasto de la comunidad para 2013.