Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mucha maña de dos desmañados

Cridacompany abre el ciclo 'Tres pistas' de circo de bolsillo con un vigoroso espectáculo gestual, vocal y cinético

Los intérpretes de On the Edge.
Los intérpretes de On the Edge.

Buena idea esta de organizar un ciclo de circo de cerca, en una sala de pequeño formato. Cridacompany, que abrió el fuego anoche en el Teatro Pradillo, anda, en realidad, en la linde entre varias artes, acrisoladas en el cultivado cuerpo de sus intérpretes: la catalana Jur Domingo Escofet y el francés Julien Vittecoq, que se conocieron en el Lido de Toulouse. Del nuevo circo toman la idea, en el fondo añeja, de que dos artistas bastan para sostener un espectáculo a pulso, pero la sintaxis que utilizan está más cerca de la danza y del teatro. Manejan, por ejemplo, tres pelotas de malabares y tres mazas, pero en el contexto de un pas de deux en el que, entrelazados permanentemente, ambos juegan a ocupar cada uno el hueco que el otro deja al moverse.

Los personajes que interpretan parecen inspirados, conscientemente o no, en el universo del teatro de barraca. A su modo son dos freaks: un Adán desafortunado que pone cuerpo a tierra para que una Eva longilinea pise su espalda manzana en mano mientras luce su costillar. En On the Edge, el circo está presente por metonimia: en esa maza que parece una extensión del brazo inacabable de Domingo o en la percha a donde se sube luego para interpretar el aria de la cigüeña desmadejada.

Iluminado con suma delicadeza por Eric Fassa, en este espectáculo hay chispazos de humor breves y certeros, frases de movimiento intensas y gustosas, una huida constante del virtuosismo y una banda sonora barroca bien escogida que pone suelo a la acción. Luz y música segmentan On the Edge en unidades de sentido: no cabe hablar aquí de números circenses, sino de escenas trenzadas cada una en torno a una idea diferente.

De Vittecoq, destaco la potencia y la exactitud de sus ejercicios sobre suelo. De Domingo, la ironía que gasta como vocalista: canta bien, pero evita cantar bonito. Prefiere con regocijo el gorjeo al trino. Es hermoso el final, cuando, aparcadas ya las referencias circenses, ambos intérpretes se lanzan a un paso a dos simétrico donde contrastan fuertemente la masculinidad y la femineidad de sus torsos desnudos.

ON THE EDGE. Autores e intérpretes: Jur Domingo Escofet y Julien Vittecoq (Cridacompany). Colaboración artística: Grupo Merci. Luz: Eric Fassa. Música: Antoine Eole, Victor Belin y J. Domingo. Teatro Pradillo, del 27 al 29 de julio.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram